Parroquias

Parroquia San Martín Obispo – Arroyo de Muñó

Aún perdura la antigua iglesia de Nuestra Señora de Muñó, al pie del desparecido e importante castillo, cabeza que fue del alfoz de Camdemuño, aunque hoy sólo aparezca como una ermita. Este templo es de trazas románicas, con modificaciones posteriores, tanto en la portada gótica y ábside poligonal con contrafuertes y ventanal; posee una espadaña robusta, y una buena fábrica tanto interior, como exteriormente.

Dentro de la iglesia de una nave destaca un Crucificado y una pila con gallones, ambos románicos. Pero la parroquia está en el pueblo, dedicada a San Martín Obispo, de reminiscencias románicas en canes con espadaña clásica; el ábside es rectangular con contrafuertes y, en el remate del piñón, hay estatua de San Martín obispo; la portada es clasicista con hornacina y santo patrón en piedra. Dentro aparece como templo de una nave con columnas, arcos y bóvedas de yesos.

La pila es renacentista con acanalados y molduras. El retablo mayor es churrigueresco, de 1730, con San Martín y San Pedro. Otro barroco con Virgen sedente con Niño y Asunción. Otro neoclásico con San Antonio, busto de santa mártir, San Pedro y San Pablo. Como piezas sueltas señalar un Crucificado gótico y otras imágenes con acusados deterioros, como Inmaculada, Dolorosa gótica con San Juan, Santa Bárbara y San Roque. Puerta de sagrario con Resucitado. Cruz gótica de cobre dorado, de Francisco Soria; custodia y cáliz con leyenda, s. XVI, en el Museo Diocesano.