Parroquias

Parroquia Santa Eulalia de Mérida – Araúzo de Miel

Ya, en el siglo once, aparece como Arabuzo de Gemielle con nombre de un repoblador, quizás mozárabe, y señalando al río, hoy llamado Aranzuelo. Sobre una leve loma, que domina la población, se levanta su iglesia con torre cuadrada; ábside rectangular con contrafuertes; pero con una portada plateresca que hace de tarjeta de presentación de otras gratas sorpresas que guarda esta parroquia, dedicada a Santa Eulalia de Mérida; ésta, cobijada bajo gran arco renacentista, presenta portada moldurada de arco de medio punto con una delicada decoración de relieves vegetales, ventanal semicircular, pilastrones laterales y rematado en blandones abalaustrados y leones. Interiormente es una iglesia gótico-renacentista de tres naves con columnas, arcos y bóvedas estrelladas de piedra.

La pila es renacentista con acanalados y pie abalaustrado. Los retablos son barrocos, neoclásicos o churriguerescos, destacando el mayor con imágenes de la Patrona sedente, San Pedro, San Antón, San Antonio, San Juan Bautista, San José con Jesús adolescente, San Vicente, santa mártir y Crucificado.
Hay uno barroco, de 1695, con San Roque, San Esteban y San Pedro. Pero lo más interesante es un Cristo en la cruz con el brazo derecho desclavado, en retablo neoclásico.

En la sacristía, un retablo con nueve buenas tablas de pintura, representando los misterios gozosos y gloriosos del Rosario. Aparte, Nazareno vestido, Crucificado de cofradía, santo obispo y San Esteban.
De manera suelta, hay una curiosa Inmaculada con Niño en su seno y varias tablas de un retablo anterior como Jesús entre los doctores, echando a los mercaderas, Reyes Magos, Circuncisión y una Virgen con Niño de gustos flamencos. En otro orden de cosas, hay un Calvario renacentista desarmado en frontis de piedra; y un órgano rococó. En orfebrería, algunas piezas dignas, como una cruz de planchas repujadas de plata; y un cáliz con repujados y nudo en ánfora, ambos del s. XVI. En la sacristía, se halla un buen mobiliario, cajonería doble y espejos con marcos dorados. Junto al cementerio, ermita de la Piedad con retablos de Dolorosa vestida y Crucificado; otro con San Francisco Javier y lienzo de Santa Bárbara; y otro con santa mártir y Virgen pintada. Ermita de la Virgen de Plumarejos con retablo barroco, Virgen vestida y lienzo de la Virgen Madre.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies