Parroquias

Parroquia Santa María de Altamira – Miranda de Ebro

Erigida en el corazón de la parte antigua de Miranda de Ebro, la iglesia de Santa María de Altamira está dedicada a la patrona de la ciudad, de gran devoción por parte de los mirandeses. Este templo de estilo renacentista, pero con elementos del gótico tardío, fue construido en el siglo XVI. Cuenta con tres naves de igual altura, cubiertas por bellas bóvedas estrelladas. Tiene ábside poligonal y dos capillas laterales, además de otra capilla acondicionada recientemente para uso diario en el lugar de la antigua sacristía. Bajo el coro, a los pies del templo, descansa el cuerpo momificado del Chantre de Calahorra, un personaje bien conocido en Miranda. Buena parte de su patrimonio artístico desapareció a causa de un incendio que en 1936 quemó su retablo mayor y de sucesivas inundaciones causadas por de río Ebro.

En la actualidad es una de las parroquias más conocidas de Miranda de Ebro, por albergar su patrona, y forma parte de una unidad pastoral junto con las parroquias del Espíritu Santo, San José Obrero (ambas de Miranda de Ebro) y Santa María Magdalena de Suzana.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies