Santa Teresa está siendo la protagonista de este año 2015, y es algo que no ha pasado desapercibido para los hermanos Sergio y Gabriel, Sera y Gare, unos conocidos artistas burgaleses que han decidido dedicarle un mural a la santa.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

Quienes paseen por el Bulevar a la altura del barrio del Crucero, se sorprenderán con un enorme mural que representa el Éxtasis de santa Teresa de Jesús del gran escultor italiano Gian Lorenzo Bernini.  La obra, en la que destacan los rostros del ángel y la santa, ha salido de la mano de dos jovencísimos artistas burgaleses: los hermanos Sergio y Gabriel Rodrigo Andrade, también conocidos como Sera y Gare, de 23 y 21 años. Juntos forman Sergare, nombre con el que dan a conocer como grupo las actividades que realizan.

 

Sergio explica cómo le vino la idea de dedicar una de sus obras a la santa: «Como coincide con el quinto centenario de santa Teresa, decidimos realizar un mural basándonos en esta escultura de Bernini, que me gusta mucho, así que nos decantamos por ella. Llevaba tiempo queriendo realizar un mural con un escultura como tema central, así que vimos que este era el momento de llevarlo a cabo».

 

santa teresa mural

El mural representa el Éxtasis de santa Teresa de Bernini

 

Así, los hermanos se pusieron manos a la obra. «Partimos de una idea, que era centrarnos en la cara de la santa y la del ángel, y así iniciamos el boceto. Para el fondo, quisimos destacarlo con una vidriera moderna, para darle  un aspecto novedoso y diferente».

 

A la hora de realizar la pintura en la pared, los artistas no han tenido ningún problema en cuanto al tema legal, ya que el mural ocupa la el lateral del local de su propiedad.

 

sera y gare

Sera y Gare, en uno de los certámenes en los que han participado.

 

Sergio y Gabriel no son nuevos en el ámbito del arte urbano, ya que han participado en certámenes de arte grafitero y numerosas obras suyas decoran paredes de locales y elementos urbanos de Burgos. «Empezamos hace dos años, cuando nos encargaron pintar la pared de una casa, y poco a poco fueron surgiendo más trabajos, hasta que nos hemos podido asentar». Eso sí, nunca se han mezclado con el vandalismo que a muchos les viene a la cabeza cuando se habla de graffitis, ya que siempre han actuado por encargo para decorar lugares específicos. Además de las obras murales, también  trabajan en eventos que necesitan una decoración original, dominan la pintura al óleo y  ofrecen gorras personalizadas.

Apoyo de la familia

Los hermanos proceden de Vivar del Cid, donde acuden a la parroquia de esta localidad, y como en muchos proyectos en los que se embarcan los jóvenes, la familia siempre tiene algo que decir: «Nuestros padres estaban escépticos al principio, no sabían si era muy serio lo que hacíamos, pero con el tiempo, y viendo cómo íbamos evolucionando y que los dibujos tenían muy buena acogida, además de parecerles muy bonito lo que hacemos, lo han ido aceptando y están también muy contentos».

 

Con esta buena acogida, es de esperar que Burgos siga contando con el arte de estos jóvenes por mucho tiempo.