El movimiento Encuentro Matrimonial celebrará su Consejo Europeo en Burgos del 23 al 26 de febrero, organizando una serie de actos en los que participarán numerosos matrimonios de diversos países.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

encuentro matrimonial burgos

Matrimonio burgaleses que celebraron el pasado mes de abril el 40 aniversario de «Encuentro Matrimonial»

 

Encuentro Matrimonial celebrará su próximo Consejo Europeo (CE) en Burgos, alojándose y trabajando en la Residencia Miraflores que tienen los Hermanos Maristas en la ciudad, desde la tarde del jueves 23 de febrero hasta el domingo 26.

 

La tarde del sábado la dedicarán a tener un encuentro con la Comunidad de Burgos. Comenzará a las 17:15 horas en la plaza de San Fernando, donde se realizará un acto simbólico consistente en la suelta de globos en la escalera de la puerta del Sarmental de la catedral. Seguidamente, tendrá lugar una misa en el altar mayor de la catedral, concelebrada y presidida por el arzobispo de Burgos, don Fidel Herráez Vegas. Tras la eucaristía, se ofrecerá una merienda-cena en los comedores del Seminario de San José, y después se celebrará un acto lúdico en el Salón de Actos de Caja-Círculo de la calle Concepción.

 

El Consejo Europeo se reúne cada cuatro meses en un país, lo que implica que cada poco más de tres años corresponde a España a ejercer de anfitrión. El CE está formado por los Equipos de Coordinación Nacionales de trece países, que son Austria, Bélgica (Región Valona), Bélgica (Región Flamenca), Croacia, Inglaterra, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Italia, Holanda, Portugal y España, liderados por el Equipo de Coordinadores Europeos, que actualmente son portugueses.

Historia de Encuentro Matrimonial

El origen de Encuentro Matrimonial se encuentra en los Estados Unidos, donde un sacerdote español, el padre Gabriel Calvo, llega a la Universidad de Notre Dame en Indiana y transmite a nueve matrimonios y seis sacerdotes sus experiencias con los matrimonios del movimiento familiar cristiano en un primer «Marriage Encontrer» (Encuentro Matrimonial). A continuación, el matrimonio Carcero y el padre Chus Gallagher  en Long Island lo introducen como tal el Fin de Semana.

 

Todo empezó invitando a matrimonios a vivir un Fin de Semana donde se les instaba a tomar conciencia de su realidad a través de los sentimientos. Después se les animaba a abrirse el uno al otro y acompañarse sin juzgarse. Por último, se les descubría la importancia de los demás en sus vidas y por tanto una visión nueva de lo que es ser Iglesia. Esto produjo el «milagro» de cambiar la vida de millones de parejas, sacerdotes y religiosos/as en más de 130 países.

 

En febrero de 1976 se dio el primer Fin de Semana en castellano, mientras que a Burgos llegó en 1983 de la mano de unos matrimonios que hicieron su Fin de Semana en Zaragoza y fruto de la expansión desde Valladolid  donde funcionaba desde 1980. Este movimiento, donde tienen cabida todos los matrimonios sea cual sea su condición y profesión religiosa, recibió el apoyo del papa san Juan Pablo II quien animó a luchar siguiendo el objetivo de mejorar las relaciones de los matrimonios de todo el mundo.