Las celebraciones de este domingo mezclan la alegría de la entrada de Jesús en Jerusalén aclamado por una multitud con palmas en las manos y el dolor de la Pasión del Señor, misterio que centra la liturgia con la que entramos de lleno en la Semana Santa.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

La procesión de la Borriquilla es una de las más populares.

 

El conocido paso de Jesús en la borriquilla (realizado por los talleres de Arte Sacro de Olot en 1948), será llevado a hombros por miembros de cofradía de la Coronación de Espinas y de Cristo Rey hasta la catedral acompañada por su Banda de cornetas y tambores. La procesión comenzará a las 11:45 horas, cuando el paso salga de la parroquia de San Lorenzo el Real. Más tarde, hacia las 12:00 y en la plaza Mayor, se congregarán todas las cofradías y hermandades de la ciudad y se procederá a la bendición de las palmas y ramos por el arzobispo de Burgos, don Fidel Herráez Vegas.

 

Tras recorrer las calles de Carnicerías, paseo del Espolón, arco de Santa María, plaza Rey San Fernando, Cadena y Eleta y plaza de Santa María, el acto concluirá con la celebración de la eucaristía de la Pasión del Señor en la catedral presidida por el pastor de la diócesis.

 

En el acto participarán representantes eclesiásticos y civiles, miembros de las cofradías y hermandades penitenciales de la ciudad, acompañados de sus Bandas de cornetas y tambores o agrupaciones musicales, así como la agrupación «Círculo Musical de Burgos» y la banda «Ciudad de Burgos».

Cristo de las Santas Gotas

Ya entrada la tarde, a las 20:00 horas, la imagen del Santísimo Cristo de Burgos, conocido también como el «Cristo de las Santas Gotas» (réplica de la imagen de autor anónimo del siglo XIV), será portada a hombros por miembros de la Hermandad de la Sangre del Cristo de Burgos y Nuestra Señora de los Dolores desde la iglesia de San Gil Abad. Recorrerá las calles de San Gil, Arco del Pilar, Laín Calvo, Virgen de la Paloma, plaza Rey San Fernando, Nuño Rasura, Santa Águeda y plaza de Santa María.

 

Desde ahí, y con motivo del décimo aniversario desde que se recuperara esta procesión, realizará su entrada solemne a la catedral, donde tendrá lugar un acto de oración y reflexión en el primer e histórico encuentro con el Santísimo Cristo de Burgos de la catedral, toque de oración y despedida. La imagen abandonará la seo y se encaminará de nuevo hasta su parroquia por las calles Cadena y Eleta, plaza Rey San Fernando, Virgen de la Paloma, Laín Calvo, Avellanos y San Gil.