El Seminario de San José ha acogido hoy el encuentro diocesano de apostolado seglar, en el que han participado miembros de movimiento y asociaciones de toda la diócesis, así como laicos no asociados.

Facebook0Twitter0Google+0EmailWhatsapp

 

<
>

 

Miembros de movimientos y asociaciones laicales así como laicos no asociados procedentes de diversas parroquias de Burgos y provincia han participado hoy en el encuentro diocesano de Apostolado Seglar. Una reunión que, bajo el lema «Salir, caminar y sembrar siempre de nuevo», se enmarca en el contexto de la solemnidad de Pentecostés, en que la Iglesia celebra la jornada del Apostolado Seglar y la Acción Católica.

 

La jornada se ha desarrollado en un clima de «buen ambiente» y ha contado con la visita del arzobispo, don Fidel Herráez, y la participación de los vicarios general y de pastoral, Fernando García Cadiñanos y José Luis Lastra. El orden del día ha contado con una ponencia del consiliario de la delegación de Apostolado Seglar, Roberto Calvo, seguido de un trabajo por grupos de reflexión. Además de los momentos de convivencia y confraternización, la celebración de la vigilia de Pentecostés ha puesto el broche final al encuentro.

Protagonistas, no instrumentos

Para la delegada de Apostolado Seglar, Lucía Ferreras, «es fundamental en este momento de la Iglesia hacer una revisión pausada y una reflexión profunda sobre el papel del laicado en la misión evangelizadora de la Iglesia». Y es que los laicos juegan un papel esencial en la vida de la comunidad eclesial, santificando el mundo siendo «discípulos misioneros» y llevando el mensaje del evangelio a la familia, el trabajo, el barrio, movimientos sociales, partidos políticos o sindicatos.

 

En este sentido, Ferreras considera que ha llegado el momento de que los laicos adquieran su papel protagonista en la vida de la Iglesia, siendo para ello necesario «abandonar clericalismos que anulan a muchos cristianos» y los relegan a ser «meros instrumentos de tareas en las parroquias». De igual modo, señala la urgencia de superar la «falta de compromiso y responsabilidad» por parte de muchos laicos, siendo urgente recuperar la vocación propia del laicado nacida en el bautismo.

 

Por ello solicita proporcionar a los laicos las herramientas necesarias para que puedan «tener una vivencia madura de la fe y sean protagonistas de la acción evangelizadora de la Iglesia». Igualmente señala la necesidad de «acompañar procesos de vida cristiana en parroquias, movimientos y asociaciones». Sólo así los laicos será capaces de «salir, anunciar y sembrar siempre de nuevo» el mensaje del evangelio.

Apostolado Seglar

Mañana se celebra la solemnidad de Pentecostés y el día de la Acción Católica y Apostolado Seglar. La Jornada invita de forma especial a los laicos a sembrar la Palabra de Dios para ser promotores del diálogo en la sociedad y constructores de la civilización del amor. De esta manera, podrán transmitir los valores y actitudes que contribuyan a construir un mundo más justo y fraterno.

 

Mañana, movimientos, asociaciones y laicos no asociados celebrarán a las 12:00 del mediodía en la catedral la solemnidad de Pentecostés.