2014 04 10 RP: Presentación y bendición de la réplica del Santo Cristo de Burgos

Hoy sábado 12 de abril, ha tenido lugar en la catedral de Burgos el acto de presentación y bendición de la réplica del Santísimo Cristo de Burgos. Se trata de una copia del original del siglo XIV que servirá para recuperar el acto del descendimiento y su salida en la procesión del Santo Entierro, actos propios del Viernes Santo burgalés.

En el acto participarán:

  • Juan Álvarez Quevedo, delegado diocesano de patrimonio y presidente del cabildo catedralicio
  • Francisca Soto, directora de restauración de Talleres de Arte Granda
  • Alejandro Millán Cuesta, abad de la Real Hermandad del Santísimo Cristo de Burgos
  • Francisco Gil Hellín, arzobispo de Burgos

 

Miembros de Talleres de Arte "Granda" y de la Hermandad del Santo Cristo, posan para una foto tras concluir los trabajos de réplica de la imagen.

Miembros de Talleres de Arte “Granda” y de la Hermandad del Santo Cristo, posan para una foto tras concluir los trabajos de réplica de la imagen.

El Santo Cristo de Burgos y su Hermandad

La del Santo Cristo es una de las devociones populares más arraigadas en Burgos. Su imagen se venera desde el año 1836 en la catedral, cuando se trasladó desde el antiguo monasterio de San Agustín, no sin antes pasar por la iglesia de San Nicolás.

Se trata de una talla de autor desconocido, de origen flamenco, del siglo XIV, de gran realismo y perfeccionamiento técnico. Es una figura articulada con capacidad para mover los brazos, las piernas y la cabeza. La razón de tales movimientos se sitúa en que, con toda probabilidad, la talla se usaba en los autos sacramentales que durante la Baja Edad Media representaban escenas “semiteatralizadas” de la Pasión de Jesús. Para dotar de más realismo a estos actos catequéticos, al Cristo de Burgos se le dotó de pelo y uñas naturales a base de astas de diversos animales y se recubrió su cuerpo con piel de becerro. En su interior, incluso, albergaba una calabaza que, posiblemente se rellenaba con vino para que saliera, a modo de sangre, por la lanzada de su costado.

Con la réplica de este Cristo, el próximo Viernes Santo se recuperará esta tradición del “Descendimiento” con un acto que se celebrará en la plaza de Santa María a las 13:00 horas. También servirá para dar más realce a la fiesta del Santo Cristo que se celebra cada 14 de septiembre.

La historia del Cristo está cargada de leyenda. Diversos documentos atestiguan que llegó a la península en un barco y que el baúl que lo guardaba fue rescatado de una tempestad y traído hasta Burgos. Sea como fuere, desde la Edad Media el Santo Cristo ha sido el mejor embajador de la ciudad y la devoción que arraigó en Burgos pronto se extendió, gracias a la difusión que le dieron los agustinos, por muchas ciudades de la península y de todo el mundo.

Desde tiempo inmemorial existe una Hermandad que cuenta en la actualidad con 500 cofrades y que anhelaba poder recuperar el acto del Descendimiento. La Hermandad se reúne a celebrar la eucaristía el 14 de cada mes y celebra con especial solemnidad la fiesta del 14 de septiembre.

La réplica de la imagen

Durante los tres últimos meses, Talleres de Arte “Granda”, de Alcalá de Henares, ha sido la encargada de llevar a cabo la réplica de la imagen. El objetivo de la copia ha sido recuperar la funcionalidad litúrgica de la tipología de los Cristos articulados: procesión, descendimiento y besado de pies.

Los trabajos han llevado consigo, como anticipo, un estudio del Cristo original, analizando sus materiales y técnicas de construcción. Para llevar a cabo la réplica se han alternado nuevas tecnologías -escaneado de imagen, radiografías, etc.- y  técnicas tradicionales como la talla en madera de las diferentes partes del cuerpo por separado: cabeza, torso, brazos y piernas. Posteriormente se ha realizado el ensamblaje metálico de articulaciones, relleno de éstas con fibras y forrado con cuero. De este modo se ha conseguido la misma movilidad de la talla original. Los detalles de la talla se han completado con aditamentos de pergamino encolado y barbotina de yeso. La policromía, a base de veladuras, se ha realizado con técnica mixta de temple y óleo aparejando las zonas de madera a la manera tradicional.

La copia del Cristo ha supuesto una inversión para el Cabildo catedralicio de 49.175 euros. A ellos hay que sumar los 52.737 que han costado las andas y las carrozas para su procesionado.

Nota aclaratoria sobre el proceso administrativo de la copia

Con respecto al traslado y la reproducción de la imagen del Cristo de Burgos el Cabildo de la catedral de Burgos ha comunidado a la Dirección General de Patrimonio -organismo competente sobre estas actividades- todo lo que se ha realizado en el proceso de reproducción de la imagen. Esta comunicación fue registrada y enviada en el mes de diciembre de 2013. Así se ha cumplido con la legislación vigente, que es la siguiente:

  1. La Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español en su Art. 26, 6 c indica: “La transmisión por actos inter vivos o mortis causa, así como cualquier otra modificación en la situación de los bienes deberá comunicarse a la Administración competente y anotarse en el Inventario General”. Como se ve, el titular ha de comunicar, simplemente, cualquier modificación.
  2. La Ley 12/2002, de 11 de Julio, de Patrimonio Cultural de Castilla y León dedica el Art. 46 a los traslados y dice textualmente: “Para solicitar autorización de traslado de bienes muebles declarados de interés cultural se comunicará a la Consejería competente en materia de cultura el origen y destino del traslado, y si este se hace con carácter temporal o definitivo. La realización del traslado se comunicará a la Consejería para su anotación en el Registro de Bienes de Interés Cultural.

 

Con ello se comprueba que el Cabildo ha cumplido con la legislación vigente en el traslado  y la reproducción de la imagen, ya que la legislación pide, simplemente, comunicar, no recibir autorización administrativa para ello.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión