El claustro de la catedral recupera su esplendor

Esta mañana se ha reabierto a los turistas la panda sur del claustro alto de la catedral de Burgos, uno de los más importantes de toda España.
<
>

Después de años enterradas bajo el polvo y la suciedad, la  galería sur del claustro alto de la catedral de Burgos vuelve a relucir tras una intensa restauración.

 

La intervención en esta panda del claustro, que data de la segunda mitad del siglo XIII y se considera uno de los más importantes de España por su estilo gótico y riqueza escultórica y decorativa, comenzó en noviembre de 2013 y ha finalizado en junio, siendo hoy presentada a la sociedad burgalesa. Las patologías más importantes que presentaban los muros y las bóvedas del claustro se debían a la acumulación de suciedad, así como la entrada puntual de agua y la consiguiente acumulación de sales. Debido a ello, se producían importantes alteraciones visuales, desluciendo la belleza de esta obra y ocultándola. Las grandes manchas de humedad, la pérdida de policromías de las esculturas y sepulcros y la capa de suciedad impedían mostrar la gran calidad de los elementos arquitectónicos de este espacio catedralicio.

 

Para recuperar la galería, el equipo de restauración ha limpiado la piedra, despejado las junta, cosido las piezas fracturadas e integrado los volúmenes perdidos. El trabajo de restauración ha sido posible gracias la convenio firmado entre la Obra Social “La Caixa”, la Fundación Caja de Burgos y el Cabildo Metropolitano de la catedral y ha alcanzado la suma de 550.000 euros. La inversión total que estas dos instituciones realizarán en el claustro de la catedral ascenderá a un total de 1,15 millones de euros.

 

En la presentación a los medios, Jose María Leal, presidente de la Fundación Caja de Burgos, ha indicado que aún queda una parte de la galería por restaurar, y que se proseguirán los trabajos para que en breve esté a disposición de todos. Por su parte, Jorge Gutiérrez, director comercial de “La Caixa” en Castilla y León, ha expuesto su mensaje de satisfacción por haber participado en el proyecto: “La catedral es un lugar emblemático y el orgullo de los burgaleses. Con este trabajo, ponemos en valor esta seña de identidad”, ha señalado. También intervino el arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, quien invitó a todos a contemplar la nueva imagen que exhibe el claustro, una imagen que “descubre la belleza de la fe”.

 

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión