El triunfo de un hombre crucificado

Burgos celebró ayer la Exaltación de la santa Cruz con una eucaristía en la catedral a la que asistieron numerosos fieles y autoridades, seguida de una procesión protagonizada por la imagen del Santísimo Cristo.

La catedral reunió ayer por la tarde a numerosos fieles, representantes del ayuntamiento y de la Guardia Civil en la fiesta de la Exaltación de la santa Cruz que se celebró con una eucaristía presidida por el arzobispo de la diócesis, don Francisco Gil Hellín.

Herramienta de salvación

En su homilía, Gil Hellín destacó el papel de la cruz en la que Cristo fue crucificado como herramienta de salvación, pues “si el Hombre había sido perdido en un árbol, en un árbol debía ser salvado”. “Con esa Cruz de ignominia el mundo fue salvado de la muerte eterna, dejando así de ser el instrumento del castigo más degradante para convertirse en el estandarte  más amado y admirado por su mensaje de salvación”.

crsito burgos bendicion

También invitó a los cristianos a no temer a la cruz: “Esta es una fiesta que proclama que la Cruz es un trono de triunfo, el templo más santo, porque en ella se ofreció el sacrificio por el que fueron salvados los hombres; en ella está el restaurador de la nueva Creación. Nuestra salvación no está en la riqueza material,  sino en Cristo, y en permitir que sus enseñanzas vertebren nuestra vida. Pidamos que nos conceda la gracia de mirar a la Cruz  con el firme deseo de cambiar nuestros modos de pensar y obrar”.

Procesión con el Santísimo Cristo de Burgos

Tras la eucaristía, se dio paso a una procesión por los alrededores de la catedral con la réplica de la venerada imagen del Santísimo Cristo de Burgos y que fue portada a hombros por la Cofradía de las Siete Palabras y Devotos del Santo Cristo. Dicha procesión congregó a cientos de burgaleses en la plaza de Santa María, y en ella también estuvieron presentes miembros del ayuntamiento de la ciudad, de la Guardia Civil y de la Iglesia de Burgos.

 

Los actos de la fiesta de la Exaltación de la santa Cruz marcan el final del septenario organizado por el cabildo de la catedral y la Real Hermandad que desde el 8 de septiembre se llevaba celebrando en la catedral en honor al santísimo Cristo de Burgos, y a la que han asistido numerosos ciudadanos a lo largo de la semana

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión