Catequesis de disfraces para celebrar la santidad

Numerosas familias se han desplazado esta tarde hasta el Seminario de San José para participar en la fiesta de Holywins, una iniciativa que pretende que niños y jóvenes descubran «que todos los cristianos estamos llamados a ser santos como Dios es Santo».

 

<
>

 

Santa Teresa, el rey San Fernando, san Lorenzo, santa Marina… Innumerables santos han inundado la tarde de hoy las calles de la ciudad y los pasillos del Seminario de San José en la segunda edición de «Holywins» en la diócesis. Y es que han sido muchos los niños y sus familias que hasta allí se han desplazado para participar en la celebración de una víspera de la fiesta de Todos los Santos muy especial. Disfrazados de sus santos favoritos, los asistentes al acto han participado de un nutrido programa de actividades que ha contado con catequesis, evangelización por las calles, adoración al Santísimo y una pequeña merendola.

 

«Holywins» es un juego de palabras que traducido del inglés significa «la santidad vence». De esta manera, la festividad de Todos los Santos hace que niños, jóvenes y sus familias los recuerden de una forma divertida a la vez que respetuosa en este singular evento que está arraigando con fuerza en muchas diócesis de todo el mundo. La propuesta, en palabras de sus organizadores, pretende ser «una fiesta en la que descubramos que hemos sido creados para la amistad con Dios y que los santos viven volcados sobre la tierra, ayudándonos a ser santos como Dios es Santo».

Una fiesta familiar

La jornada ha dado comienzo entrada la tarde con un desfile de disfraces de santos, donde ha habido premios para los más originales y creativos. Tras una pequeña catequesis sobre la santidad, la capilla del Seminario ha acogido una oración de adoración al Santísimo Sacramento y envío evangelizador por las calles. Un caramelo envuelto en un papelito con diversas frases de santos ha servido de excusa para que niños y jóvenes, como hacen los santos, anunciaran a Jesús por las calles cercanas al Seminario. Para ello han contado con la oración de intercesión que otros muchos realizaban por ellos en la capilla. Tras el regreso de los pequeños misioneros, ha tenido lugar la bendición con el Santísimo, que ha dado paso a una merienda final.

 

Desde la delegación diocesana de familia y vida, organizadora del evento, se muestran satisfechos por el desarrollo del mismo y la repercusión que ha obtenido. «Pensamos que es necesario consolidar la celebración de Holywins de manera que muchas más personas se puedan beneficiar. Y para ello, nada mejor que sea una iniciativa diocesana, como en el resto de lugares donde se lleva a cabo»; de ahí que hayan elegido como escenario para desarrollar el acto el Seminario diocesano, apuntan desde la organización. Una iniciativa en la que han adquirido especial importancia las familias, que han colaborado tanto en la organización como en el desarrollo del acto. Sin duda, una fiesta de Todos los Santos muy especial.

Comentarios

Comentarios: 1

  1. Ale

    Muy buena idea, una pequeña observación y sugerencia, para el futuro pudiera llamarse en castellano, como dice la traducción. ” LA SANTIDAD VENCE” porque puede confundirse con la fiesta de origen pagano que se celebra en los Estados Unidos, Canada y toda esa zona y que los grandes potencias pretenden imponer en el resto del mundo. Y otra sugerencia es que se celebre en cada parroquia organizado por cada catequesis y que finalmente se concentren el el sitio o sitios que entiendan todas esas comunidades para salir a la calle a dar su mensaje evangélico. Éxitos futuros, hay que currárselo pero eso fue lo que mandó el Señor.


Danos tu opinión