Los Dominicos celebran en Caleruega el primer capítulo de la nueva Provincia de Hispania

La localidad calerogana, cuna de santo Domingo de Guzmán, acoge en estos días el primer capítulo provincial de la recién creada Provincia de Hispania, que engloba a más de 500 frailes de 40 comunidades de habla española. Fray Jesús Díaz Sariego se convierte en el primer prior provincial.

 

<
>

 

El pasado 2 de enero daba comienzo en la localidad burgalesa de Caleruega el primer capítulo provincial de la recién creada provincia de Hispania de la Orden de Predicadores, más conocida como Dominicos. Un total de 75 hermanos capitulares se dieron cita en la cuna de santo Domingo de Guzmán, fundador de la orden, con el objetivo de elegir a los definidores y consejeros de la nueva Provincia y «tratar y definir aquellas cosas que se refieren a la vida fraterna y apostólica», así como poner las bases a la organización de la nueva Provincia. Fray Jesús Díaz Sariego, nombrado nuevo Prior Provincial por el Maestro de la Orden, tomó posesión de su cargo el domingo 3 de enero, y desde entonces pasó a presidir el Capítulo Provincial. Por su parte, el arzobispo, Fidel Herráez, se desplazará mañana hasta la localidad para presidir la eucaristía en la solemnidad de la Epifanía.

 

En palabras de los propios dominicos, «se trata de un momento histórico que supone el nacimiento de una nueva Provincia formada por 500 frailes, con múltiples actividades apostólicas en el campo de la educación, solidaridad, espiritualidad, parroquias y presencia misionera en la Selva Amazónica de Perú, Cuba, República Dominicana, Venezuela, América del Sur y Guinea Ecuatorial». En efecto, la nueva provincia de Hispania –erigida canónicamente el pasado 8 de agosto como una reestructuración de la orden de Predicadores– cuenta con 40 comunidades en el país y América.

 

Los miembros de este capítulo provincial han trabajado en la redacción de la legislación propia de la provincia y ordenaciones acerca de la vida de los frailes, de la formación, del régimen de los conventos, de la economía y del régimen de la misma provincia. También han tratado de organizar la vida y el apostolado de la provincia para los cuatro años siguientes y han elegido los consejeros de provincia y los representantes de esta en el capítulo general.

 

La Orden de Predicadores celebra, además, el octavo centenario de su fundación. Se recuerda así la publicación de las bulas de aprobación promulgadas por el Papa Honorio III hace ocho siglos.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión