Pastoral Obrera anima a la diócesis a tener «un corazón solidario» con el mundo del trabajo

La pastoral obrera de la diócesis ha celebrado en la jornada de hoy su encuentro diocesano, que alcanza su XXIV edición. En el acto, en el que ha participado el arzobispo, los militantes han querido centrar este año su trabajo en «la importancia de tener un corazón solidario con los que tienen necesidad, especialmente en el mundo del trabajo».

 

<
>

 

La delegación diocesana de Pastoral Obrera de Burgos celebró el pasado sábado 30 de enero su XXIV encuentro diocesano con el lema «Mirar con el corazón al mundo obrero». Los grupos y movimientos que integran la Pastoral Obrera quisieron centrar este año su trabajo en «la importancia de  tener un corazón solidario con los que tienen necesidad, especialmente en el mundo del trabajo».

 

El encuentro, que se desarrolló en los salones de la parroquia de San Juan de Ortega, en el barrio de San Cristóbal, contó con la presencia del arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, así como de militantes de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de Aranda, Miranda y Burgos; la Juventud Obrera Cristiana (JOC); militantes de los equipos parroquiales de Pastoral Obrera de Aranda y Burgos; Círculo Católico y Comunidad Obrera.

 

La Iglesia de Burgos, a través de la delegación diocesana de Pastoral Obrera, lanzaba así una invitación a los cristianos burgaleses para reflexionar acerca de la necesidad de tener una mirada compasiva y solidaria ante las personas que sufren las consecuencias de una sociedad y un modelo de producción injustos.

 

Los asistentes al encuentro intentaron de este modo actualizar la propuesta pastoral para toda la Iglesia en el mundo del trabajo. De ahí que durante sus momentos de reflexión compartieran «una mirada compasiva a la realidad de las personas y familias y a descubrir las llamadas que implican la tarea de los cristianos».

 

La jornada se ha desarrollado en tres momentos de reflexión en los que se valorará la realidad del mundo obrero actual, se ha juzgado la respuesta dada desde la Iglesia en el momento actual y se han definido las líneas de acción a seguir para trabajar en este campo.  Todo ello ha contado con el trabajo en grupo por parte de los asistentes. El acto ha concluido con una comida de hermandad.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión