Villagarcía de Campos acoge el XXXV encuentro de obispos, vicarios y arciprestes de las diócesis de Castilla

El arzobispo de Burgos, los vicarios general, de pastoral y otros vicarios territoriales acompañados de varios arciprestes participan en Villagarcía de Campos en un encuentro que pretende reflexionar sobre la «conversión pastoral» de las diócesis de Castilla.

 

<
>

 

Desde el pasado domingo 14 de febrero, se viene celebrando en la Casa de los Jesuitas de Villagarcía de Campos (Valladolid) el XXXV encuentro de obispos, vicarios y arciprestes de las diócesis de la llamada «Región del Duero». Bajo el lema «Iglesia en salida y pastoral en conversión en la Evangelii Gaudium y en nuestras iglesias locales», los asistentes están reflexionando sobre el modo en que las diócesis de Castilla están llevando a cabo la «conversión pastoral» que quiere el papa Francisco.

 

Las ponencias que orientan la reflexión y el diálogo están siendo impartidas por Carlos María Galli, sacerdote y doctor en Teología y profesor de Teología sistemática y pastoral en la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Argentina. Galli es, además, perito en Aparecida y miembro del equipo teológico de la Comisión Teológica Internacional, así como miembro de la comisión de fe y cultura de la Conferencia Episcopal Argentina.

 

Galli, que conoce de primera mano la vida y ministerio pastoral del papa Francisco, ha compartido con él todo el trabajo llevado a cabo en Aparecida y en otras asambleas latinoamericanas. El deseo de este encuentro de Villagarcía es acoger la llamada misionera del Papa con la ayuda de alguien que ha caminado cerca de él. El ritmo del encuentro incluye la escucha del ponente, diálogo con él, trabajo en grupos, asamblea y liturgia. Con este ritmo de trabajo se pretende sintonizar con el «sueño» del Papa: «Una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual».

 

Al encuentro asisten el arzobispo de Burgos, don Fidel Herráez, y el vicario general, Andrés Picón, y el vicario de pastora, Máximo Barbero, así como varios vicarios territoriales y un representativo número de arciprestes. Las jornadas de este encuentro –que concluyen este mediodía– han comenzado a primera hora de cada día con la oración de laudes. Después del desayuno, tenían lugar dos ponencias, la segunda de ellas seguida de un tiempo de diálogo en asamblea. Por la tarde, ha habido tiempo para una nueva ponencia y un trabajo de grupos. Se ha puesto broche a cada jornada con la eucaristía y la cena.
Encuentros regionales
Los encuentros de Villagarcía de Campos nacieron hace 36 años como respuesta a las preocupaciones de los obispos de Iglesia en Castillamuy a tono con la eclesiología del Concilio Vaticano II. Desde entonces, estos encuentros han marcado orientaciones pastorales comunes para todas las diócesis participantes.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión