Cambio bocadillo por escuela

El arzobispo de Burgos, don Fidel Herráez, ha presidido esta mañana el acto institucional de la «Operación Bocata», con la que Manos Unidas Burgos desea colaborar en la construcción de una escuela en Zambia.

 

<
>

 

Un año más, la escena se ha vuelto a repetir. Decenas de voluntarios se han reunido desde primera hora de la mañana en el colegio del Círculo para preparar miles de bocadillos solidarios con un único objetivo: hacer que unos niños en Zambia tengan una escuela donde poder aprender. La «Operación Bocata» que promueve cada febrero Manos Unidas ha hecho que miles de escolares de la capital y la provincia cambiaran su habitual menú por un sencillo bocadillo solidario cuyo coste se destinará a la construcción de una escuela en el país africano.

 

Coincidiendo con su medio siglo educando a los niños de Burgos, el colegio diocesano San Pedro y San Felices ha sido el marco escogido para celebrar el acto institucional en la presente edición. Un colegio del primer mundo para hacer ver que la educación es un derecho básico del que carecen muchos países en vías de desarrollo. El evento ha estado presidido por el arzobispo, don Fidel Herráez, y ha reunido en el patio del colegio a profesores, alumnos y personal no docente del centro de estudios. Al acto han asistido también la presidenta-delegada de Manos Unidas en Burgos, Cristina Romano, el alcalde de la ciudad, Javier Lacalle, la concejala de servicios sociales, Ana Lopidana, y otras autoridades de la ciudad.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión