La diócesis se prepara para revivir las «24 horas para el Señor»

Durante el próximo viernes y sábado, varios templos de Burgos, Aranda y Miranda permanecerán abiertos ininterrumpidamente durante 24 horas para la adoración eucarística y confesión de los fieles que lo deseen.

 

En la bula de convocatoria del jubileo de la Misericordia, el papa Francisco pedía que «la iniciativa “24 horas para el Señor”, a celebrarse durante el viernes y sábado que anteceden el IV domingo de Cuaresma, se incremente en las diócesis». En efecto, como aseguraba el Papa, «muchas personas están volviendo a acercarse al sacramento de la reconciliación y entre ellas muchos jóvenes, quienes en una experiencia semejante suelen reencontrar el camino para volver al Señor, para vivir un momento de intensa oración y redescubrir el sentido de la propia vida. De nuevo ponemos convencidos en el centro el sacramento de la reconciliación, porque nos permite experimentar en carne propia la grandeza de la misericordia. Será para cada penitente fuente de verdadera paz interior». Y es que el sacramento del perdón, junto con la adoración eucarística son los dos pilares sobre los que se fundamenta esta iniciativa.

 

También la diócesis de Burgos se suma a ella abriendo durante 24 horas ininterrumpidas varios templos para la adoración eucarística y posibilidad de confesiones. Desde la tarde del 4 a la del 5 de marzo, la parroquia de La Real y Antigua de Gamonal, La Anunciación y San José Obrero de Burgos, la parroquia de San Nicolás de Bari en Miranda de Ebro y la de Santa María en Aranda de Duero, permanecerán abiertas para cuantos fieles se quieran acercar.

 

Serán cada uno de los arciprestazgos implicados los responsables de organizar las celebraciones que deseen desarrollar en los diversos templos elegidos, así como la de garantizar la presencia de sacerdotes para la confesión durante las 24 horas que dura la iniciativa.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión