Las Adoratrices de Burgos lanzan la campaña «Hablando de prostitución y trata 2016»

A través de un debate entre jóvenes y el tradicional ciclo de cine, compuesto por dos películas y un documental, estas religiosas pretenden «mostrar la realidad que viven las mujeres, así como las consecuencias en el ejercicio de prostitución y la soledad a la que están sometidas por el estigma social».

 

<
>

 

La campaña de este año «Hablando de Prostitución y Trata, 2016» está enmarcada dentro del programa Betania, proyecto que desde 1998  llevan a cabo las Adoratrices en Burgos.

 

Ayer tuvo lugar el «debate entre jóvenes ¿qué opina la juventud de la prostitución?» en él participaron numerosos jóvenes vinculados a diferentes grupos y entidades de la ciudad, Amycos, Cruz Roja, Asamblea Feminista y JOC. Según afirma Consuelo Rojo, superiora de la comunidad en Burgos, “estamos muy contentas con el resultado, ya que asistió un numeroso público de gente joven, el hecho de reunirnos ya es algo importante”. En la mesa redonda los asistentes pudieron “profundizar en el tema, y escuchar a los jóvenes para saber lo que piensan”.

 

El 18 de abril en el Salón Caja Círculo tendrá lugar la proyección cinematográfica «Los clanes de la prostitución». Esta sesión forma parte del IX ciclo de cine «Prostitución en tiempos difíciles».

 

Según el último documento presentado por Cáritas Burgos y las Religiosas Adoratrices «La prostitución desde la mirada y el análisis de Cáritas», en los últimos cinco años ha cambiado el perfil y el modo en el que se ejerce la prostitución, dando lugar a un aumento de la prostitución en pisos en contra de los clubes donde ha bajado el consumo y el número de chicas. En cuanto a la nacionalidad de las mujeres que ejercen la prostitución se ha incrementado el número de mujeres nacionales, frente a una reducción de las mujeres procedentes de Brasil, países del Este o de Asia.

 

La congregación de las Adoratrices fue fundada hace 159 años por santa María Micaela y está extendida por un total de 23 países con el único objetivo de desarrollar proyectos de apoyo a la mujer en situación de exclusión. En Burgos están presentes desde 1863. Según apunta Consuelo Rojo, en este último año 408 mujeres contactaron con la institución y estima que actualmente se den 450 plazas de prostitución en Burgos.

 

El proyecto Betania posee tres líneas de actuación. Una primera línea de atención integral a la mujer en situación de exclusión y/o víctima de trata, una segunda línea de formación de profesionales y de sensibilización de la sociedad burgalesa, y una tercera línea de investigación, en la que a través de un observatorio analizan las causas de la exclusión para intervenir de forma más eficaz ante este fenómeno.

 

 

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión