El arciprestazgo de Gamonal camina hacia la “corresponsabilidad”

El colegio Santa María La Nueva y San José Artesano acogió en la jornada de ayer el encuentro arciprestal de las parroquias de Gamonal. Celebraron juntos el fin de curso y compartieron nuevas experiencias de corresponsabilidad.

 

<
>

 

A lo largo de ayer sábado, 11 de junio, en el colegio Diocesano Santa María La Nueva y San José Artesano, tuvo lugar el Encuentro fe fin de curso del arciprestazgo de Gamonal.

 

Después de la acogida y la oración, se proyectó una colección de imágenes en las que se recogían diversas actividades llevadas a cabo a lo largo del curso entre todas las parroquias que componen este territorio. Acto seguido, representantes de cada parroquia expusieron las experiencias de corresponsabilidad que se están llevando a cabo en las diversas comunidades cristianas.

 

Terminadas estas exposiciones, llegó el paréntesis del café, para reanudar de nuevo la tarea con un diálogo -moderado por José Manuel Santos-, sobre “claves para la corresponsabilidad”. Partiendo de esta breve exposición se abrió un diálogo para compartir y aclarar todo lo visto hasta ese momento.

 

Instantes después, tomó la palabra Javier García, el arcipreste, quien hizo un recorrido sobre el camino trazado por el arciprestazgo, arrancando desde la reforma del Vaticano II hasta nuestros días. Invitó a vivir la comunión, a huir de considerar las parroquias como un coto cerrado y a avanzar en la corresponsabilidad de los laicos: “Corresponsabilidad es la capacidad de asumir una tarea con responsabilidad compartida, tanto por parte de los laicos como por parte de los sacerdotes; es algo mutuo, y para hacerlo efectivo es necesario caminar hacia un laicado maduro y comprometido, que se sienta Iglesia, que viva ese sentido de pertenencia a la misma, todo ello a la luz del carisma propio”.

 

Se manifestó públicamente el agradecimiento a la comisión preparatoria de este encuentro en el que participaron representantes laicos de todas las parroquias. Esta realidad, ya en sí misma, es un ejercicio de corresponsabilidad.

 

El encuentro concluyó con una comida servida por el cátering de Cáritas, “El gusto de servirle”, y una animada sobremesa en la que no faltaron canciones, humor, y buena convivencia. ​​

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión