Santa María la Mayor recibe el cariño de los fieles burgaleses en la festividad de San Pedro y San Pablo

Miles de fieles burgaleses quisieron homenajear ayer, festividad de San Pedro y San Pablo, a su patrona Santa María la Mayor. Los ramos de flores que iban depositándose a los pies de la Virgen formaban un improvisado altar en la plaza del Rey San Fernando.

 

ofrenda floral 29

 

Tras la misa solemne en la catedral, oficiada por el obispo emérito de Jaén don Ramón del Hoyo, la Virgen Santa María la Mayor, patrona de Burgos y de la diócesis, fue trasladada en procesión desde la seo hasta la plaza del Rey San Fernando.

 

Una comitiva popular partió desde las inmediaciones de la parroquia de San Lesmes para encaminarse hasta la catedral y depositar las flores a los pies de la Virgen. Así recibió Santa María la Mayor, como cada año, el cariño de los fieles de la diócesis.

 

Dicha comitiva estuvo compuesta por representantes de las distintas peñas de la capital burgalesa; asociaciones culturales, casas regionales y miembros de la corporación municipal, encabezados por el alcalde de Burgos, las reinas de las fiestas y una comitiva fallera desplazada desde Valencia.

 

La Ofrenda Floral fue amenizada por los cánticos de la coral Schola Cantorum y por la música de las dulzainas, tambores y castañuelas de las bandas burgalesas y de los grupos de danzas.

 

Los más de 6.000 ramos de flores que adornaban el manto de la Virgen, representaban las llaves de San Pedro y la espada de San Pablo.

 

Éste es el segundo año que la Asociación de Floristas y Jardineros de Burgos colaboran con el Comité de Folclore en la organización del mosaico floral. Un total de 6.000 claveles de diversos colores formaban un diseño de 100 metros. Y más de 50.000 flores fueron depositadas por el comité popular ante la Virgen, en cuya cabeza se encontraban los voluntarios de Radio Maria.

 

El acto finalizó con el baile de los Gigantillos y la jota burgalesa a cargo del Comité de Folclore.

 

Ofrenda Floral con tradición

El homenaje a la patrona se remonta a los años cincuenta. En concreto al 1954, cuando se nombró a la primera Reina de las fiestas. Los grupos de danzas la agasajaron con tantos ramos de flores, que optó por depositarlos en el altar de Santa María la Mayor. Al año siguiente, se incluía un acto homenaje a la patrona en el programa festivo. Algunos años, esta tradición se ha visto interrumpida retomándose en 1987.

 

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión