Burgos rinde homenaje a la Virgen del Carmen

El arzobispo de Burgos, don Fidel Herráez Vegas, ha presidido esta mañana una eucaristía en el santuario mariano. A lo largo del día, se espera que sean muchos los fieles que se acerquen hasta allí para homenajear a la Virgen del Carmen. A las 20:15 horas tendrá lugar la tradicional procesión por el paseo del Empecinado.

 

<
>

 

El santuario de la Virgen del Carmen está siendo en la jornada de hoy un hervidero de personas que, como cada año, acuden a rendir homenaje a la Madre y Señora del Carmelo. Miles de fieles se han acercado a lo largo de la mañana para participar en las diversas celebraciones eucarísticas y se espera que, esta tarde, el trasiego de devotos prosiga hasta que, hacia las 20:15 horas, parta la procesión y rezo del Rosario por el paseo del Empecinado; acto que suele concitar cada 16 de julio a numerosos burgaleses.

 

También el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, se ha desplazado hasta el santuario para presidir la eucaristía de las 11:30 horas en la que ha calificado como «una fiesta muy entrañable». La devoción a la Virgen del Carmen se remonta al siglo XII, cuando unos monjes eremitas comenzaron a formar una comunidad religiosa a los pies del monte donde se refugió en su día el profeta Elías. Con el paso de los años, el Papa acabó por aceptar la devoción a la Virgen del Carmen y, desde entonces, son muchas las instituciones religiosas que tienen que ver con esta advocación mariana. A todas estas realidades, y de modo particular a los padres Carmelitas, ha querido felicitar esta mañana el arzobispo, a los que ha añadido «los que trabajan en el mar» y «las que llevan el precioso nombre de Carmen».

 

En su homilía, el pastor de la diócesis ha asegurado que «celebrar esta fiesta supone también unirla con la vida cotidiana», para evitar dicotomías entre liturgia y vida que lleven a una «esquizofrenia espiritual». Así, ha animado a los presentes a «acogernos a la protección de María, hacer lo que Jesús nos diga y vivir como la única familia de los hijos de Dios». «Jesús nos regala a su madre en su testamento y nosotros tenemos que acogerla en nuestra vida y formar una única familia». «Aunque podemos, no debemos vivir aislados, sino que todos tenemos que ser hermanos», ha insistido.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión