La pulsera turística y la nueva web empiezan a mostrar sus resultados

Hace unos meses, fueron presentadas la nueva web de la catedral y la entrada única para visitar varios templos de la diócesis, todo ello con la intención de facilitar las visitas a quienes se acercan a conocer estos templos y ofrecerles un ahorro. Aunque todavía es pronto para que los resultados se dejen ver con toda claridad, los datos positivos ya empiezan a surgir.

 

Tras varios meses en funcionamiento, la nueva web de la catedral ofrece un balance positivo, aunque aún es pronto para determinar una influencia clara de la misma en el número de visitas al templo. Juan Álvarez Quevedo, presidente del Cabildo catedralicio, destaca que en el primer semestre del año 2015 «hubo 132.579 visitantes, mientras que en el mismo periodo de este año, la cifra asciende a 145.348. Es decir, que han subido en unos 13.000 visitantes  en medio año. Ese incremento se ha notado especialmente en el mes de junio, de casi un 10%».

 

museo retablo burgos

Uno de los retablos que pueden verse en el Museo del retablo de la iglesia de San Esteban

En este mes de julio también parece que se va notando un incremento, porque a mitad de la semana pasada estaban contabilizados unos 25.000 visitantes, mientras que al año pasado fue de 37.000 en esas mismas fechas, «por lo tanto, es de esperar que en este mes se superen los 40.000 visitantes. Así que fácilmente también puede darse un incremento del 10% este mes de julio».

 

En cuanto a la web, que fue estrenada el pasado 19 de mayo, Álvarez Quevedo comenta que todavía cuesta que suban los visitantes por este medio; «otra cosa distinta es que haya un número de visitantes que sacan la entrada a través de la página, ya que la persona que viene, tiene la intención clara de ver la catedral y eso no lo cambia la página. No obstante, la web ayuda, es una facilidad que se está percibiendo desde la catedral». La valoración que se está realizando al margen de los visitantes es muy positiva, y supone un recurso universal para todos los burgaleses.

Valoración de la pulsera turística

A la hora de valorar la pulsera turística, todavía hay algunas aristas que pulir en su uso. Dicha pulsera abarca cuatro templos (la catedral y las iglesias de San Nicolás de Bari, San Gil Abad y San Esteban) y ha tenido sobre todo incidencia en San Gil y el Museo del Retablo, situado en la iglesia de San Esteban, que han visto subir el número de visitas. «La iglesia de San Nicolás estaba abierta todo el día y prácticamente todos los días de la semana, pero ahora estas dos ya tienen servicio turístico y ello ha llevado a un incremento de visitas, de tal forma que yo diría que casi la mitad de los turistas que acuden a estas iglesias van con pulsera», expone Álvarez Quevedo.

 

Sin embargo, el presidente del Cabildo comenta que  todavía no se ha realizado la propaganda suficiente para promocionar esta pulsera. «Viene muy bien para visitar esos templos, pero el que viene a ver la catedral, a veces viene cerrado: tiene como objetivo la catedral y se olvida de lo demás, y ahí es donde tiene que actuar la información, con el fin de que también se contemple ver ese beneficio que tiene poder acceder a otros templos. Todavía estamos en ese proceso de promoción. Deberíamos hacer una página web sólo de la pulsera. Además, está pendiente hacer propaganda exterior. El visitante que viene a la catedral, si no recibe información directa del que le atiende en la venta de entradas, no accede a ese beneficio. De hecho, hay algunas personas que al no tener esa información, van a San Gil o al Museo del Retablo y se topan con que han pagado los siete euros de la catedral y sólo por un euro más podrían visitar también esas iglesias, y tiene  que pagar cada una».

 

Además, también está pendiente la gestión de los días gratis y los días de cierre: «Ahora intentamos unificar todo con la catedral para que el martes sea el día gratuito en todos los monumentos. Pero claro, es complicado porque San Nicolás tiene otro día libre, es el día que por razones de devoción y de culto, y suele ser el lunes. En las otras iglesias hemos intentado que sea gratuito el martes por la tarde. Y es que no compensa que una persona saque la entrada a la catedral y luego encuentre que es gratuito en los otros dos templos en el mismo día. Lo deseable es que sea gratuito en todos los sitios a la vez». De momento, todos estos pequeños hándicaps están siendo gestionados para que los visitantes puedan acceder de la mejor manera a contemplar el patrimonio artístico y monumental que la diócesis de Burgos les ofrece.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión