Broche final a un importante año de celebraciones

2016 ha sido una fecha para recordar en los centros educativos de Santa María la Nueva y San José Artesano y San Pedro y San Felices, ya que ambos han cumplido su 50 aniversario. Un año de homenajes y eventos emotivos que han reunido a toda la comunidad educativa en torno a los colegios que tanto les han aportado.

 

cartel50

Varios alumnos descubren una placa conmemorativo en San Pedro y San Felices.

 

A lo largo de 2016, los colegio diocesanos San Pedro y San Felices y Santa María la Nueva y San José Artesano han venido celebrando, con diversos actos, su quincuagésimo aniversario, conmemoración singular en la que la comunidad educativa se ha volcado tanto en la organización como en la participación en los diferentes eventos.

Los actos conmemorativos de San Pedro y San Felices

En este centro destaca el Proyecto Interniveles, una de las señas de identidad de su proyecto educativo desde hace años, y se ha centrado en el presente curso en el aniversario, haciendo un recorrido por la historia del centro, del barrio y de la ciudad de Burgos. El día de la inauguración del proyecto, se descubrió una placa a las puertas del Colegio que recordará ya para siempre esta celebración. Además, hay que destacar la presencia de la música en el programa de actos, pues se pudo disfrutar con los recitales que ofrecieron la Escuela Integral de Música, el Orfeón Infantil y el Coro Interludio, todas ellas actuaciones de altísimo nivel. Por su parte, la banda burgalesa Cronómetrobudú ofreció un concierto para los alumnos de Secundaria y Bachillerato en el marco de dos meriendas que se ofrecieron para los chicos, mayores y pequeños, en las que estuvieron presentes diversos talleres y juegos, actividades que reflejaban la alegría de todo el Colegio en la celebración de su medio siglo de historia.

 

50 aniversario

La comunidad educativa del centro se reunió ante la catedral.

Pero quizás el acto más emotivo de nuestro aniversario fuera el encuentro de ex-alumnos y ex-profesores, que nos permitió llenar de recuerdos y emociones una tarde muy emotiva. También nuestros mayores tuvieron su merecido protagonismo en las aulas, visitando a los niños más pequeños del colegio, enseñándoles los juegos con los que ellos disfrutaban hace 50 años. «Fue una delicia contemplar cómo disfrutaban abuelos y nietos», comenta el profesor Pablo Méndez.

 

Y para rematar este recorrido por los proyectos y actividades realizadas en este año de celebración, hay que destacar la fotografía colectiva de todos los miembros de la comunidad educativa a los pies de la fachada de la catedral, «hermosísima imagen que ilustró toda la portada de nuestra revista escolar, y que se muestra en ampliada en la primera planta de nuestro colegio». Los profesores contaron también con una jornada de convivencia en la Ribera el pasado mes de octubre, siendo una excelente oportunidad para salir de las aulas y compartir experiencias fuera del entorno laboral habitual. «No podemos sino sentirnos legítimamente orgullosos de nuestro pasado, y razonablemente satisfechos con todos los actos que hemos venido realizando a lo largo de 2016. Y seguimos mirando al futuro».

Celebraciones en Santa María la Nueva y San Jose Artesano

Los actos desarrollados en este colegio diocesano, cuya dirección pedagógica está confiada a la Institución Teresiana, han brindado a toda la comunidad educativa la oportunidad de reforzar sus vínculos y de expresar su gratitud  hacia quienes han hecho posible esta realidad y al mismo tiempo, han ofrecido la ocasión para recibir múltiples muestras de afecto de cientos de personas que han pasado por sus aulas.

 

Santa-María-la-Nueva-San-José-Artesano-50-aniversario-01

Acto institucional de la celebración del 50 aniversario de Santa María la Nueva y San José Artesano.

 

En el mes de abril se inauguró la celebración del cincuentenario con un acto institucional al que asistieron el alcalde Francisco Javier Lacalle, el arzobispo de Burgos, don Fidel Herráez, el Director de Recursos Humanos y el Director Provincial de Educación, el vicario encargado de los colegios diocesanos, Andrés Picón, y representantes del tejido industrial y comercial de la ciudad, además de alumnos de las primeras promociones del colegio, padres y profesores. Tras el repaso de los orígenes y la evolución del centro a través de un documental, los primeros directores, antiguos profesores y alumnos transmitieron sus entrañables vivencias personales y profesionales, así como las emociones vividas en estos días al comprobar el camino realizado. Además, ese mismo día se inauguró una Exposición que reúne una retrospectiva de momentos clave de la historia del centro.

 

Por otra parte, el 4 de mayo se celebró en la catedral de Burgos una eucaristía de acción de gracias oficiada por el arzobispo, acompañado por otros quince sacerdotes vinculados al Centro en algún momento de su historia.

 

«La celebración de este  aniversario ha llenado el colegio de vida y de emoción compartida  durante estos meses», cuenta la profesora Graciela Frías. «Todos nos hemos sentido partícipes y nos hemos involucrado en el cuidado y la organización de las distintas actividades; nos hemos sentido identificados en símbolos conmemorativos como chapas y  camisetas, en las páginas de nuestra Revista Escolar, en concursos literarios; hemos estado presentes en la prensa local y regional, en la radio y la televisión».

Un último acto para cerrar un año redondo

El aniversario culminará con una celebración conjunta entre ambos centros educativos en la que habrá una conferencia del doctor Rafael Díaz-Salazar que quiere representar nuestro modo de entender la educación en este siglo XXI: «Educar ¿para qué?, retos de una educación cultivadora de humanidad y ciudadanía ecosocial».

 

«De todos estos actos conmemorativos nos han quedado muy buenos recuerdos, hemos celebrado el pasado y nos sentimos orgullosos de poder construir el futuro con la carga de ilusión y alegría que el cincuentenario nos está regalando», añade Frías. «Creemos que la educación de calidad que promueven los centros educativos diocesanos ayuda a construir una sociedad más digna para todos y en este sueño estamos embarcados».

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión