Actividad de nueva evangelización por las calles de Aranda de Duero

La parroquia de Santa María acogió el pasado 21 de diciembre una novedosa iniciativa promovida por laicos para invitar a los viandantes a entrar a la iglesia y encontrarse con Jesús.
<
>
La idea surgió a raíz de dos retiros de oración y se vio materializada el pasado jueves. Un grupo de laicos de las parroquias de Santa María y La Veracruz de Aranda de Duero (unas quince personas) salieron a la calle  para invitar a los transeúntes a entrar en la iglesia y acercarse a Jesús, una experiencia que, según los coordinadores, ha sido muy positiva, en primer lugar, para los propios evangelizadores.

 

«Al principio salimos con cierto complejo, pero la reacción de la gente fue superpositiva, así que el primer cambio se produjo en nosotros mismos», asegura el vicario parroquial de la Veracruz, Eduardo María Pérez. «Lo más sorprendente es que aquellos que parecía que más dificultades parecía que iban a poner, por su edad o por su aspecto, fueron los que más se animaron a entrar y salieron encantados». El grupo de evangelizadores era muy heterogéneo, algunos de ellos integrantes de algún movimiento y otros no, «pero a todos nos unía el deseo de anunciar a Jesús a personas que no lo conocen».

 

En el interior del templo, donde previamente se había celebrado una fiesta de oración para niños con motivo de la Navidad y se celebraba una hora de Adoración eucarística, los ciudadanos que se decidían a entrar (alrededor del 80% de los que fueron “invitados”) podían encender una vela, escribir una petición, confesarse o acercarse a orar ante el Santísimo. A todos ellos se les entregó al azar un canutillo de color con un texto de la Palabra y una imagen del niño Jesús.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión