Santo Tomás, una referencia coherente y actual para orientar la fe personal y la acción pastoral

La Facultad de Teología celebró la fiesta de su patrono con una eucaristía presidida por el arzobispo y una conferencia de fray Julián de Cos, hasta hace unos días prior de los dominicos de Caleruega.
<
>
La Facultad de Teología celebró ayer su tradicional fiesta de Santo Tomás de Aquino, patrono de los teólogos. Entre el numeroso público asistente, en su mayoría alumnos, profesores y amigos de la Facultad, destacó la presencia del presidente de la Fundación CajaCírculo, Emilio de Domingo, y de la directora de dicha entidad, Laura Sebastián.

 

La celebración se inició con la eucaristía, presidida por don Fidel Herráez Vegas, Gran Canciller y arzobispo de Burgos. En su homilía el prelado recordó la vida de San Tomás, marcada por la intensidad y por la esmerada formación, un icono de referencia para el teólogo actual. Junto a su formación, devoción, «el mejor antídoto frente a las dificultades y las crisis».

 

Tras la eucaristía, Fr. Julián de Cos, hasta hace pocos días prior de la comunidad dominica de Caleruega, desgranó las características de la sociedad actual posmoderna y su influencia en la espiritualidad. «El ser humano actual tiene sed de espiritualidad, pero no siempre religiosa». Presentó la figura de Santo Tomás como «una referencia coherente y actual para orientar tanto la fe personal como la pastoral». En él se conjugan el rigor científico, el conocimiento de la Palabra de Dios y una marcada devoción, subrayó.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión