«Los profesores de religión somos constructores de puentes»

Alrededor de 50 profesores de religión de los centros públicos de Burgos participan en la jornada de formación y convivencia de fin de curso.
<
>

 

La Residencia de los Hermanos Maristas acogió este lunes la tradicional jornada de formación y convivencia con la la que los profesores de religión de los centros públicos de Burgos concluyen el curso escolar.

 

Unos cincuenta docentes de primaria y secundaria asistieron a una charla a cargo de Antonio Salas Ximelis, que además de profesor de religión y profesor de pedagogía es director de la revista Aldebarán y que resumía su intervención así: «Los profesores de Religión somos constructores de puentes. Desde nuestra pasión logramos apasionar a nuestros alumnos. Somos capaces de llegar al corazón de ellos, usando un lenguaje narrativo, Y ellos razonan lo que les decimos para luego llevar a las manos lo que ha pasado por su corazón y su mente. Y lo hacemos educándoles en la bondad, verdad y belleza».

 

«Construimos puentes enseñándoles a mirar y a mirarse, a observar a 360 grados», añadió el ponente. «Descubrimos en Jesús al mejor constructor de puentes aprendiendo de su pedagogía leyendo, escuchando y saboreando el evangelio. Y desde un sabernos tocados por su ternura transmitimos a nuestros alumnos la pasión por saber, por saber hacer y por saber ser. Construimos ya puentes para conectar aula-vida-aula. Pero somos conscientes de los puentes que aún podemos construir. Lo importante es que nuestros alumnos nos vean coherentes, apasionados y descubran que aquello que les enseñamos les ayuda a ser mejores y a tener a Jesús como amigo y modelo».

 

Tras la charla, se presentó el proyecto Relicat Games por parte de Pablo Coronado, una de las personas que lanzó ya hace cinco años esta iniciativa en Madrid y que hoy ya se realiza en seis provincias españolas. Este concurso, similar a los de otras áreas curriculares como la Olimpiada Matemática, pero con contenidos del área de religión, quiere »dar prestigio y fortalecer» a esta asignatura tan en discordia en cada nuevo plan educativo y que con tanta incertidumbre mantiene a los profesores que la imparten. Coronado animó a los profesores presentes y ausentes (tanto de centros públicos como concertados) para que Burgos sea también sede en futuras ediciones.

 

La jornada finalizó con la celebración de la eucaristía, presidida por Andrés Picón, dado que el arzobispo, don Fidel Herraéz, se encontraba en Roma y no pudo acompañar a los docentes en esta ocasión.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión