‘No os dejéis robar la dignidad’, o el compromiso del Papa con el mundo del trabajo

Abraham Canales, responsable de publicaciones de la HOAC, presentó ayer su libro en la Facultad de Teología, de la mano de la periodista Elena Lastra y el profesor Eloy Bueno.
<
>
Abraham Canales Fernández, responsable de publicaciones de la Hermandad Obrera de Acción Católica, presentó ayer en la Facultad de Teología el libro No os dejéis robar la dignidad, acompañado por la periodista de la Cadena Ser Elena Lastra y el profesor de la Facultad de Teología Eloy Bueno.

 

El volumen, editado por HOAC, recoge el compromiso del papa Francisco con el mundo del trabajo a partir de las encíclicas Evangelii Gaudium y Laudato Si. Se trata de un libro de ágil lectura que combina la reflexión de los grandes discursos de Francisco con la nitidez de sus tweets sobre el mundo laboral y que pone de manifiesto cómo el trabajo humano es una preocupación constante en su pontificado.

 

Diferentes personas, foros e instituciones, como el Parlamento Europeo, la ONU o la OIT, son los destinatarios de estas constantes llamadas a trabajar por un mundo a la medida de la persona, llamadas que surgen de la conmoción ante una economía y el paradigma tecnocrático que la rige, generadores de pobreza, esclavitud, injusticia, destrucción de la naturaleza: «esa economía mata». El pontífice expresa claramente cómo el trabajo es clave para un desarrollo «humano, integral sostenible y solidario».

 

La Iglesia, esa «Iglesia en salida», según Francisco, ha de aligerarse para abrazar a las víctimas de tanta indiferencia y ser portadora de un mensaje de esperanza, transmitir la «alegría del Evangelio». En el libro podemos seguir el camino de encuentro y diálogo que Francisco desea para esa «Iglesia en salida». Más allá de la denuncia de este «sistema sin ética», recuerda cómo combatir la injusticia y el sufrimiento que genera: «Mirar a la cara la realidad, conocerla bien, comprenderla, y buscar juntos caminos, con el método de la colaboración y del diálogo, viviendo la cercanía para llevar esperanza. Jamás ofuscar la esperanza».

 

En ese esfuerzo por buscar caminos, el Papa ha mostrado un especial interés por dialogar con las organizaciones de trabajadores, con los sindicatos, y ha puesto de relieve la responsabilidad que estos tienen, desde su ser «expertos en solidaridad», para ser instancia crítica de la conexión que se hace entre «trabajo, tiempo y tecnología».

 

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión