«Protemplos»: Una ayuda para sostener el patrimonio diocesano

La diócesis celebra el domingo la decimotercera edición de la campaña «Protemplos», una colecta que busca ayudar a la restauración de inmuebles que no pueden acogerse a otras subvenciones.
<
>

 

Con el lema «Sosteniendo una buena causa. ¿Nos ayudas?», la Iglesia en Burgos celebra el próximo domingo 11 de agosto la decimotercera edición de su campaña «Protemplos», una jornada de sensibilización sobre el patrimonio diocesano que busca recaudar fondos que permitan intervenir en los inmuebles que necesitan ayuda urgente y que no pueden acogerse a otro tipo de ayudas o subvenciones. De hecho, según señala el arquitecto técnico del Arzobispado, Miguel Ángel Ortega, cerca de 80 inmuebles corren riesgo de ruina inminente. De ahí que la diócesis haga de nuevo un llamamiento a la solidaridad para impedir que esos edificios se vengan abajo o que los pequeños desperfectos de otros provoquen a medio o largo plazo un problema mayor.

 

«Conservar el patrimonio diocesano supone un enorme esfuerzo económico», ha señalado Vicente Rebollo, vicario para los asuntos económicos. «Una gran partida del presupuesto diocesano –10.915.475 euros, el 30,63% del total– se destinó el último año a la conservación de edificios y a gastos de mantenimiento». Pese al esfuerzo económico, aún son numerosos los templos que necesitan ser intervenidos y la campaña del próximo domingo puede colaborar para destinar más fondos a salvar el vasto patrimonio de la diócesis, la segunda del país en número de parroquias, con 1.003. El año pasado, con esta colecta especial, que se lleva a cabo en todas las eucaristías de la diócesis, se recaudó un total de 44.657,12 euros, un 26,78% más que el año precedente. Desde que se pusiera en marcha esta colecta hace ahora 13 años, se ha recaudado un total de 662.847,05 euros. «Es una labor de justicia para con todos aquellos que nos legaron este ingente patrimonio», ha subrayado Rebollo.

 

Según los datos presentados por Vicente Ruiz de Mencía, miembro del consejo de asuntos económicos de la diócesis, en 2018, se pudo intervenir en un total de 75 inmuebles de la provincia. De ellos, una docena se beneficiaron de lo recibido en la colecta «Protemplos»  (Hornilla Latorre, Pajares de Tobalina, Cebolleros, Vallejo de Sotoscueva, Aylanes, Jaramillo de la Fuente, Arenillas de Riopisuerga, Villamiel de Muñó, Aguilar de Bureba, San Medel, Ura y Villafuerte) y otros 35 lo hicieron gracias al conocido como «Convenio de las goteras». El resto de intervenciones se refieren a las realizadas por la Junta de Castilla y León en los edificios BIC (monasterio de Rioseco, iglesia de Lodoso y San Esteban de Burgos) y las aportaciones directas realizadas por distintas parroquias, que han podido sufragar directamente sus obras en 25 iglesias. Una inversión económica total que suma 1.002.876,92 euros a los que habría que sumar algo más de 400.000 euros de fondos aportados por distintos ayuntamientos. Durante este año 2019, son varios los templos que ya se han restaurado gracias a los beneficios de la colecta «Protemplos» del último año, como la iglesia de El Salvador de Villatoro, donde esta mañana ha tenido lugar la rueda de prensa de presentación de la campaña.

 

En general, los templos intervenidos gracias a los beneficios de esta «colecta de urgencia» presentaban problemáticas similares. Las obras de mantenimiento en estos templos se han basado en retejados, cosidos de muros y bóvedas, arreglo de grietas y filtraciones o reparación de pavimentos. Desde que se pusiera en marcha la colecta «Protemplos» en el año 2006 se han intervenido en un total de 569 inmuebles de la diócesis, más de la mitad de las parroquias del territorio. Este año, el número de municipios que ha solicitado ayuda al convenio de las Goteras asciende a 140. De ellas, entre 50 y 60 requieren intervención urgente.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión