Remar para lograr la unidad de los cristianos

La parroquia del Hermano San Rafael acogió anoche una oración ecuménica conjunta entre las tres confesiones cristianas mayoritarias de la ciudad: católicos, ortodoxos y evangélicos.
<
>

 

Al igual que san Pablo tuvo que superar un naufragio cerca de orillas maltesas cuando viajaba a Roma para ser juzgado por el César, también los cristianos tienen que bregar para conquistar de nuevo la unidad perdida en el transcurso de los años. Así lo quisieron reflejar anoche miembros de las comunidades católica, ortodoxa y evangélica de Burgos que se dieron cita en la parroquia del Hermano San Rafael para participar en una oración ecuménica en la recta final de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Unos remos que marcaban las virtudes necesarias para superar la desunión quisieron simbolizar el anhelo de las tres confesiones cristianas para alcanzar la unidad querida por Cristo.

 

En el acto participaron José Luis Cabria, delegado diocesano de Ecumenismo y Relaciones Interreligiosas, Agustín Melguizo, pastor evangélico de la iglesia de la calle Pessac de Burgos, y Marius, el nuevo pope ortodoxo en Burgos que sustituirá al hasta ahora cabeza de la comunidad ortodoxa en la provincia, Claudiu Nicoara, quien también estuvo presente en el acto.

 

Tras la oración, tuvo lugar un momento para la confraternización pues, en palabras del pastor evangélico, «forjar relaciones personales ayuda a que esto sea más que un acto protocolario, sino que nos juntamos y vamos siendo amigos y considerando hermanos, haciendo así crecer en profundidad este tipo de actos». Para Melguizo estos actos sirven para superar recelos y hacer que los cristianos se conozcan mejor al tejer nuevas relaciones: «Creo que las diferencias a veces llegan porque no nos conocemos, porque no existe una relación personal y eso hace que nos temamos. Este es un buen momento para superar este temor y empezar a tener respeto y amor por los demás».

 

Mañana sábado, la iglesia de Santa María de Aranda de Duero acogerá también, a las 18:00 horas, una oración ecuménica entre católicos, ortodoxos y evangélicos. De otro lado, en la iglesia del convento de las Madres Trinitarias de Burgos, la comunidad ortodoxa realizará su rezo de vísperas, en la que pedirán especialmente por esta intención y a la que invitan a participar a miembros de las demás confesiones cristianas.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión