Hacia una Iglesia más misionera, tema de la segunda sesión de la Asamblea Diocesana

El próximo sábado se votarán 53 enmiendas presentadas al primer capítulo y comenzarán las reflexiones del segundo de los bloques de trabajo, sobre «el gozo de vivir como Iglesia».

asamblea diocesana primera sesión

 

Transcurridas dos semanas desde la inauguración de la fase final, la Asamblea Diocesana afronta este sábado su segunda sesión ordinaria de trabajo. Los asistentes a la reunión afrontarán el segundo de los ejes que dan contenido al proceso sinodal y reflexionarán sobre cómo «hacer misioneras nuestras comunidades». Con el lema «el gozo de vivir como Iglesia», el trabajo se repartirá en seis mesas temáticas, en las que se abordarán cuestiones relativas a la iniciación cristiana y el catecumenado, la pluralidad de vocaciones, carismas y ministerios en la comunidad eclesial, la presencia femenina en la Iglesia, el ejercicio de la práctica sinodal, las nuevas formas de organización pastoral atendiendo el mundo rural y el urbano, delegaciones y servicios pastorales. Además, atendiendo a las reivindicaciones de la sociedad burgalesa hacia la Iglesia, se ha incluido un séptimo equipo de trabajo que versará sobre transparencia y autofinanciación en la economía diocesana.

 

Primeras votaciones

 

La mañana se dedicará a votar el primer documento de trabajo, atendiendo a las 80 enmiendas propuestas al mismo desde la última sesión. Muchas de ellas, por presentar elementos comunes, se han aglutinado hasta confomar un total de 53, que serán votadas una a una. Algunas votaciones se realizarán de forma telemática a través de una aplicación accesible desde los dispositivos móviles (ordenadores, móviles o tabletas) de los participantes y otras por escrito a través de unas plantillas. Se necesitará la aprobación de dos tercios del plenario para ser aceptadas.

 

Además, según ha acordado la Comisión Teológico-Pastoral de la Asamblea, cinco propuestas presentas serán debatidas en el plenario por ser novedosas y no aparecer en el documento original. Se dialogará de esta manera sobre posibles «hermanamientos» entre monasterios de clausura y parroquias; las nuevas espiritualidades que surgen en la cultura actual, la necesidad de la presencia de una «mínima comunidad» para celebrar la eucaristía, la posible creación de un equipo o secretariado diocesano de primer anuncio y cuál debería ser el proceso diocesano de formación y acompañamiento para lograr «discípulos misioneros».

 

La jornada concluirá a las 19:30 en la Catedral con una eucaristía presidida por el arzobispo, don Mario Iceta, y cuya liturgia estará animada por miembros del arciprestazgo de San Juan de Ortega.

Comentarios

Los comentarios están cerrados para esta noticia.