¡Gracias por vuestras vidas consagradas al Señor!

por administrador,

2016 01 31 mensaje arzobispo de Burgos pdf

Queridos hermanos y hermanas consagrados al Señor: Os lo dije el primer día cuando inicié mi servicio y misión como pastor de esta Iglesia de Burgos: “Gracias a todos vosotros. Sois anuncio profético del Reino de Dios con la radicalidad de vuestra entrega y el testimonio de un amor fiel a Jesucristo. Sé que en los diversos lugares y campos de trabajo donde estáis presentes, según vuestro carisma, anunciáis a Jesucristo y lleváis la fuerza sanadora del Evangelio”.

 

Hoy, ante la proximidad de la fiesta de la Presentación del Señor, que celebraremos este próximo 2 de febrero, os lo quiero reiterar con mayor gratitud. Ese día clausuraremos el Año de la Vida Consagrada, convocado por el Papa Francisco. Permitidme que os recuerde con cariño algunas de las ideas que nos regaló en su Carta Apostólica con ocasión de la convocatoria: “Vosotros no solamente tenéis una historia gloriosa para recordar y contar, sino una gran historia que construir. Poned los ojos en el futuro, hacia el que el Espíritu os impulsa para seguir haciendo con vosotros grandes cosas”.

 

Ya he podido unirme a vosotros para mirar al pasado con gratitud. He visitado todos los monasterios y diversas casas vuestras, me he encontrado con bastantes de vosotros y hemos realizado un vivo gesto de comunión en los tres encuentros tenidos en Burgos, Miranda de Ebro y Aranda de Duero. Os lo repito: Siento un profundo amor y cariño hacia la vida consagrada, contemplativa y activa, desde que era pequeño. ¡Cómo no agradeceros vuestra labor milenaria y actual en esta diócesis! ¡Cómo no entonar un canto de alabanza a Dios por la abundancia de generosidad y entrega de todos vosotros y de un número incontable que os ha precedido! Actualmente sois más de 1.300 consagradas y consagrados en esta diócesis, que estáis distribuidas en 31 monasterios de vida contemplativa (27 femeninos y 4 masculinos), y 80 comunidades de vida activa y apostólica (58 comunidades de religiosas y 22 de religiosos).

 

Ello nos ha de llevar a vivir el presente con pasión y misericordia. Hemos de interpelarnos sobre la fidelidad al amor incondicional a Jesús que nos ha llamado y sobre la misión que nos ha confiado. Procuremos que nuestros ministerios, obras y presencias respondan a lo que el Espíritu ha pedido a nuestros fundadores y sean adecuadas para abordar su finalidad en la sociedad y en la Iglesia de hoy. Tengamos amor intenso por nuestro pueblo, compartamos sus penas y sus alegrías. Seamos expertos en comunión, viviéndola en medio de las tensiones y enfrentamientos de nuestro mundo.

 

Abracemos el futuro con esperanza. Conozco las dificultades que la vida consagrada tiene en nuestros días, pero –más allá de los números, la edad, las obras y la aparente eficacia– está Cristo, la esperanza que no defrauda. Por ello, hago nuestras, de toda la diócesis, las expectativas que os señalaba el Papa: Vivir y comunicar la alegría de la fe; despertar al mundo con la profecía de vuestras vidas ofreciendo utopías que crean ámbitos del don, la misericordia y la fraternidad; hacer de nuestra Iglesia de Burgos (y de toda la Iglesia) la casa y la escuela de la comunión desde una profunda espiritualidad; salir de nosotros mismos para ir a las periferias geográficas y existenciales a anunciar el Evangelio realizando gestos concretos a favor de los más necesitados. Deseo y espero que toda forma de vida consagrada se pregunte –y nos ayude a preguntarnos a todos los creyentes burgaleses– sobre lo que Dios y la humanidad de hoy nos piden.

 

Sé que la sociedad y la Iglesia burgalesas no serían lo mismo sin vuestras vidas consagradas al Señor en el pasado y en el presente. Sabéis que estoy dispuesto a compartir vuestras preocupaciones e inquietudes, pues toda vida consagrada es un hermoso tesoro y un don para la Iglesia. Espero poder construir en diálogo fraterno el futuro que se nos presenta, para que entre todos y cada cual desde sus carismas procuremos seguir comunicando al mundo la alegría de la fe y el Evangelio de la misericordia.

 

+ Fidel Herráez,
arzobispo de Burgos

Encuentro “VEM”

por administrador,

Encuentro VEMSábado, 20 de febrero, en el seminario San José, encuentro de niños y niñas que están recibiendo catequesis en el llamado “año de la mistagogia eucarística” y con los de años posteriores en el “Festival de las vocaciones” e “Infancia misionera”.

Estas tres iniciativas se juntan con la finalidad de facilitar en las parroquias la participación en un rico encuentro para chavales y catequistas. De este manera podremos tratar de un modo festivo unos temas que nos interesan mucho: la eucaristía, la vocación y la misión. Conseguimos también que nuestros niños se acostumbren a encontrarse en actividades diocesanas desde la infancia.

[Descarga haciendo clic aquí la inscripción del encuentro]

… Continuar leyendo

Los amigos de Tierra Santa celebran su encuentro anual en Burgos

por administrador,

 

<
>

 

La parroquia del Hermano San Rafael de Burgos ha acogido en la tarde de hoy el tradicional encuentro que mantienen cada año los “Amigos de Tierra Santa” de la zona norte de España.

 

La “hinchada”, como se conoce popularmente a este grupo de files amigos de la Tierra donde nació y vivió Jesús, ha comenzado su reunión con una comida de hermandad. Las actividades de la tarde han iniciado con una eucaristía seguida de una puesta en común de diversos asuntos, como el viaje de los miembros de esta asociación para participar en la asamblea general que tendrá lugar próximamente en Madrid o las problemáticas por las que atraviesan actualmente Tierra Santa y otros países del Medio Oriente.

 

El acto, presidido por el padre Teodoro, sacerdote franciscano custodio de Tierra Santa, también ha servido para dar a conocer las diversas peregrinaciones organizadas a los Santos Lugares con motivo del Año de la Misericordia, entre los que se encuentran el preparado por los Carmelitas de Burgos.

 

Pastoral Obrera anima a la diócesis a tener «un corazón solidario» con el mundo del trabajo

por administrador,

 

<
>

 

La delegación diocesana de Pastoral Obrera de Burgos celebró el pasado sábado 30 de enero su XXIV encuentro diocesano con el lema «Mirar con el corazón al mundo obrero». Los grupos y movimientos que integran la Pastoral Obrera quisieron centrar este año su trabajo en «la importancia de  tener un corazón solidario con los que tienen necesidad, especialmente en el mundo del trabajo».

 

El encuentro, que se desarrolló en los salones de la parroquia de San Juan de Ortega, en el barrio de San Cristóbal, contó con la presencia del arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, así como de militantes de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) de Aranda, Miranda y Burgos; la Juventud Obrera Cristiana (JOC); militantes de los equipos parroquiales de Pastoral Obrera de Aranda y Burgos; Círculo Católico y Comunidad Obrera.

 

La Iglesia de Burgos, a través de la delegación diocesana de Pastoral Obrera, lanzaba así una invitación a los cristianos burgaleses para reflexionar acerca de la necesidad de tener una mirada compasiva y solidaria ante las personas que sufren las consecuencias de una sociedad y un modelo de producción injustos.

 

Los asistentes al encuentro intentaron de este modo actualizar la propuesta pastoral para toda la Iglesia en el mundo del trabajo. De ahí que durante sus momentos de reflexión compartieran «una mirada compasiva a la realidad de las personas y familias y a descubrir las llamadas que implican la tarea de los cristianos».

 

La jornada se ha desarrollado en tres momentos de reflexión en los que se valorará la realidad del mundo obrero actual, se ha juzgado la respuesta dada desde la Iglesia en el momento actual y se han definido las líneas de acción a seguir para trabajar en este campo.  Todo ello ha contado con el trabajo en grupo por parte de los asistentes. El acto ha concluido con una comida de hermandad.

Pastoral de la salud da a conocer la situación de la sanidad en Burgos a través de sus Círculos Informativos

por administrador,

 

La delegación de pastoral de la salud organiza los Círculos de Información que en esta edición se centran en dar a conocer la situación de la sanidad en Burgos. Comenzaron ayer, 27 de enero, en la Casa de la Iglesia con la intervención del doctor Miguel Ángel Ortiz  de Valdivielso, director gerente en el Hospital Universitario de Burgos.

 

circulo informativo

El doctor Ortiz de Valdivielso, en el centro, estuvo acompañado de otros profesionales del HUBU.

Ortiz  de Valdivielso centró su ponencia en dar a conocer la historia del hospital, su estructura, los servicios que ofrece y los datos positivos que hacen de este centro sanitario uno de los más eficaces de la región en cuanto a la atención de pacientes. También se prestó a contestar al debate que se planteó desde el público en cuanto a los accesos al hospital, reconociendo que las incomodidades que se pueden presentar están aún por resolverse.

 

Estos círculos informativos contarán con otra sesión el próximo 3 de febrero, interviniendo esta vez el doctor Juan Antonio Ayllón, médico de familia y portavoz por la plataforma por la sanidad pública de Burgos. Será a las 17:30 horas, también en la Casa de la Iglesia (c/Martínez Campos, 7)