La Facultad de Teología celebra su cincuenta aniversario

El arzobispo de Sevilla y antiguo alumno del centro ha sido el encargado de pronunciar la lección inaugural del nuevo curso. En sus 50 años de vida, más de 7.500 alumnos han estudiado en la Facultad.
<
>

 

Tal día como hoy, hace 50 años, se inauguraba de forma oficial el curso académico de la recién inaugurada Facultad de Teología del Norte de España en su sede de Burgos después que fuera erigida como tal el 6 de febrero de 1967. Era la primera Facultad de Teología que se fundaba en España tras la celebración del concilio Vaticano II. La Sagrada Congregación de Seminarios y Universidades de la Santa Sede dispuso su creación mediante el decreto «Memorandorum virorum», donde se invocaba el peso de la tradición teológica española y se proponía a la nueva Facultad la tarea de preparar a sus alumnos en las modernas ciencias afines a la Teología. Desde entonces, han pasado por sus aulas más de 7.500 alumnos, sin contar los innumerables participantes en los simposios, aulas, seminarios y conferencias que la Facultad de Teología ha organizado durante su medio siglo de vida.

 

De ahí que la inauguración del nuevo curso académico de la Facultad de Teología haya tenido esta mañana un marcado carácter festivo. Un antiguo alumno del centro, el hoy arzobispo de Sevilla, don Juan José Asenjo, ha sido el encargado de pronunciar la lección inaugural del nuevo curso ante la presencia de profesores, alumnos y amigos de la Facultad. También ha estado acompañado por el obispo de Vitoria, don Juan Carlos Elizalde, y el arzobispo y gran canciller de la Facultad de Teología de Burgos, don Fidel Herráez Vegas.

 

Para don Juan José Asenjo, la Facultad de Teología tiene mucho que decir a la actual sociedad burgalesa, porque «contribuye a clarificar e iluminar con sus estudios y publicaciones el momento presente». Con su lección inaugural, titulada «La via pulchritudinis, sacramento del encuentro con Dios», el arzobispo de Sevilla y presidente de la comisión de Patrimonio de la Conferencia Episcopal, ha querido señalar la importancia del arte como lugar para favorecer la nueva evangelización.

 

Nuevo curso

 

La lección inaugural ha estado precedida por una eucaristía presidida por el arzobispo de Burgos. Don Fidel Herráez ha pedido a los presentes «estrenar el curso con sabor de novedad, evitando caer en el error de meternos en la rueda mecánica del tiempo». El pastor de la diócesis ha señalado que «una Facultad de Teología no tiene sentido si no está abierta a Dios, que ilumina la historia humana convirtiéndola en Historia de Salvación». La ciencia teológica se convierte así en un «poso de sabiduría que nos ayuda a recorrer la vida cotidiana con una esperanza activa, haciendo posible que el futuro que anhelamos lo construyamos entre todos».

 

El último año académico, cursaron los cursos del ciclo institucional, licenciatura y doctorado en la Facultad un total de 86 alumnos. A ellos habría que sumar los 62 alumnos que participaron en las distintas aulas de la Cátedra Francisco de Vitoria y los 12 que cursan Teología a Distancia.

 

En el Instituto Superior de Ciencias Religiosas, vinculado a la Facultad, cursaron sus estudios el año pasado 38 alumnos. A ellos se añaden los 139 alumnos que estudiaron materias teológicas para la obtención de la DECA I o capacitación para ser profesores de Religión católica en las escuelas; y los 217 que lo hicieron para la DECA II, para ciclos de secundaria y bachillerato.

 

Más: galería fotográfica de la jornada

Comentarios

Comentarios: 1

  1. Vicente Díaz Aldaco

    “La perseverancia es la contradicción a la ley natural de la entropía humana”. En hora buena y felicidades que sigan los frutos


Danos tu opinión