Miranda clama por un trabajo decente

La parroquia de Santa María de Altamira acogió el pasado viernes una vigilia de oración para pedir por las personas que sufren paro, precariedad o explotación en el trabajo.
<
>

 

El pasado viernes, en los salones parroquiales de Santa María de Altamira, en Miranda de Ebro, se celebró una vigilia de oración para pedir por un trabajo decente. Convocaban diversas entidades (Caritas, Manos Unidas, Pastoral de Inmigrantes, HOAC, Acción Católica, comunidades de vida consagrada y el Arciprestazgo de Miranda de Ebro) y llevaba por título «Iglesia por un trabajo digno en una sociedad decente».

 

El acto consistió en un encuentro de oración para sumarse a todos los grupos y comunidades cristianas que, durante este mes de octubre, apoyan esta iniciativa. El deseo común era el de solidarizarse con todas las personas que sufren el paro, la precariedad o la explotación en el trabajo, para pedir a Dios la fuerza de trabajar juntos cada día por un trabajo más digno y una sociedad más decente.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión