Cáritas diocesana presenta la campaña de Personas Sin Hogar

Cáritas diocesana ha presentado la nueva campaña de personas sin hogar, cuyo objetivo es la sensibilización y la responsabilidad ante la vulneración de sus derechos.

 

<
>

 

Esta mañana se presentaba en la sede de Cáritas la campaña de Personas Sin Hogar, y que ha contado con la intervención de Fernando García Cadiñanos, delegado de Cáritas en Burgos; David Polo, responsable del programa de Personas Sin Hogar, y Pilar Martínez de Benavides, coordinadora del Centro de Integración Social de la Fundación Lesmes.

 

En su intervención, García Cadiñanos recordó que esta campaña cumple ya 25 años, y que continúa insistiendo en los tres objetivos con los que nació: «Visibilizar la realidad de tantas personas que no tienen un hogar, que es algo más que no tener un techo, ya que el hogar es donde uno puede crecer como persona. El otro objetivo es sensibilizar a la opinión pública para que no mire hacia otro lado, y por último, trabajar propuestas para que las diferentes organizaciones o asociaciones de la ciudadanía se impliquen en cambiar la vida de estas personas sin hogar». Además, Cadiñanos destacó que las persona sin hogar son sujetos de derechos, «y los derechos forman todos una unidad, no hay uno por encima de otro; son universales y han de estar para todos por igual, son exigibles, deben cumplirse y no depender de las circunstancias ni de las administraciones». Finalmente, señaló que esta campaña quiere hacer tres peticiones a la corresponsabilidad y que se dirigen «a las administraciones públicas para que hayan todos los medios posibles para acceder a una vivienda; a los ciudadanos para que participen en los programas o actividades que ayuden a las personas sin hogar a mejorar su situación, y a los medios de comunicación», cuyo papel es determinante para sensibilizar a la ciudadanía.

 

Por su parte, Polo aportó una serie de datos, como que en el periodo de enero a septiembre de este año han sido atendidas 1.143 personas con un total de 8.435 intervenciones registradas  y una media de edad de 47 años. «De todos ellos, 1.038 son hombres y 105 mujeres, que suponen un 9,2%». En cuanto a la nacionalidad, 675 son españoles (el 59%), 236 son europeos de los cuales 217 son comunitarios, y 232 del resto del mundo. «Aunque nos movemos en unas cifras parecidas al año pasado, el uso de los albergues ha aumentado un 5%, probablemente debido a un intento de movilidad mayor para la búsqueda de empleo». Polo también puso en valor el trabajo coordinado por parte de las instituciones públicas y privadas que trabajan en el acceso a los derechos de estas personas, la red de Cáritas Confederal y el grupo de trabajo de la Comisión Sociosanitaria. Por último, hizo un llamamiento para mejorar las estructuras y dispositivos necesarios para atender a las personas en situación grave de exclusión social e impulsar las políticas de acceso a la vivienda.

 

Martínez de Benavides explicó el modo de funcionamiento del Centro de Integración Social del cual es coordinadora, y que cuenta con 43 plazas. «Durante el primer semestre de este año, la ocupación ha sido del 84%. La media de estancia es de 13,42 meses, superando el objetivo establecido, y supone un periodo de estancia alto, el mismo que en los últimos año de crisis». Además, destacó el incremento en el número de mujeres: «De las 50 personas que han pasado por el centro, 10 son mujeres y 40, hombres». También se han a tendido a más personas menores de 35 años y a más discapacitados. En cuanto a propuestas de mejora, Martínez expuso la necesidad de formalizar la colaboración entre todos los entes que trabajan con estas personas, entre otras.

 

El acto contó con la proyección de un vídeo que evidencia todas las herramientas que la diócesis de Burgos, a través de Cáritas y otras instituciones, pone al servicio de las personas sin hogar.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión