«Educad enseñando, enseñad educando. Hacedlo jugando»

En la festividad de san Andrés que hoy se celebra, la diócesis de Burgos recuerda al padre Andrés Manjón, uno de los pedagogos más importantes del siglo XX y fundador de las escuelas del Ave María.

 

padre-manjon.jpg

 

Hoy se celebra la onomástica del reconocido pedagogo Andrés Manjón, y para celebrarlo, la asociación de Amigos de Andrés Manjón organiza un año más la eucaristía en recuerdo del fundador de las Escuelas del Ave María. Estará presidida por Alejandro Millán Cuesta y será a las 19:30 horas en la capilla del Santo Cristo de la catedral.

 

Un pedagogo revolucionario

 

Nacido en Sargentes de la Lora en1846, Andrés Manjón se ordenó sacerdote en 1885 tras haberse instalado en Granada y comenzó entonces a acometer un proyecto que tenía como objetivo atender la educación de los niños gitanos, que estaban fuera de la enseñanza oficial y que eran por lo tanto analfabetos. Nacen así las Escuelas del Ave María, mediante las cuales, además, el padre Manjón aplicará una serie de técnicas de enseñanza vanguardistas. Su exitoso sistema de educación, conocido como avemariano,  se basa en fomentar una actitud activa por parte del niño, al que se le respeta su forma de ser: El niño es «un ser activo con destino propio que nadie más que él tiene que cumplir, y con facultades propias que ningún otro puede permutar: al educador toca tomarle tal cual es, para perfeccionarle y ayudarle; pero de modo alguno puede reemplazarle y ocupar su puesto». Dada la importancia que le daba a los educadores en cuyas manos estaban estos niños y la manera que tienen de influir en la formación del carácter de estos, fundó además el «Seminario de Maestros» para formar a los futuros responsables de las escuelas del Ave María. A ellos les dejó claro que los métodos de enseñanza debían ser a la medida de los propios niños: «Educad enseñando, enseñad educando. Hacedlo jugando».

 

En 1900 es nombrado Hijo Predilecto de Granada y en 1909 Hijo Predilecto de la Provincia de Burgos. Andrés Manjón falleció en Granada en 1923.

 

El padre Manjón dejó además numerosos escritos, entre los que destacan «El maestro mirando hacia dentro», «Tratado de Educación», «El pensamiento del Ave-María», «Modos de enseñar», «Los derechos de los padres de familia en la educación de sus hijos» o «Visitas al Santísimo Sacramento». En la actualidad, se trata de promover la causa de beatificación de este gran pedagogo.

 

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión