«Pedid al Señor que sea un obispo sencillo»

Don Fidel Herráez ha presidido esta mañana la tradicional felicitación navideña a la diócesis. Ha pedido oraciones para lograr «amar y servir» a la Iglesia burgalesa siendo un obispo sencillo.
<
>

 

«Pedid por mí para que sea un hermano servidor y sencillo entre vosotros». Ha sido la petición que el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, ha hecho en la tradicional felicitación navideña a los burgaleses en las horas previas a la Nochebuena. Ha sido en una sencilla celebración de la Palabra que ha reunido a decenas de personas en la Facultad de Teología en una «constatación gozosa de que nos queremos».

 

El pastor de la Iglesia burgalesa ha hecho balance de sus dos años de ministerio episcopal en la diócesis. Transcurrido este tiempo, don Fidel ha revelado que «os siento, de verdad, como mi familia» y que las muestras de cariño recibidas hacen que «me sea más fácil serviros».

 

«El Señor me ha encomendado esta Iglesia diocesana como mi familia y mi esposa, y yo sería mal esposo si no viviera este amor». En este sentido, el prelado ha solicitado a los presentes pedir por él «para que sea lo que tengo que ser, un hermano vuestro que os sirve como un obispo humilde, sencillo». En el marco de la Navidad, don Fidel ha revelado que le impresiona la «humildad y sencillez» de todo lo que rodea estos días, el establo, los pastores, y que esa sencillez es la que desearía vivir en su propio ministerio episcopal.

 

Por su parte, el vicario general, Fernando García Cadiñanos, ha trasladado al arzobispo en nombre de los miembros de la diócesis los deseos de una santa Navidad, con el anhelo de ser una Iglesia en la que se viva «el servicio desinteresado y generoso».

 

Al finalizar el acto, el arzobispo ha dado a besar la imagen del Niño Jesús y ha felicitado personalmente la Navidad a los presentes.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión