Lágrimas y aplausos en la emotiva procesión del Encuentro

Miles de burgaleses han participado un año más en la procesión del Encuentro, una de las más populares y emotivas de la Semana Santa burgalesa.
<
>

 

La amenaza de lluvia se ha esfumado e, incluso, el frío. Al menos, si no en el termómetro, sí en el corazón de los miles de burgaleses y foráneos que, un Jueves Santo más, han sido testigos de uno de los actos más populares y emotivos de la Semana Santa: la procesión del Encuentro. Pasadas las 21:00 horas, las imágenes de Nuestra Señora de los Dolores y Jesús con la Cruz a Cuestas han entrado en la plaza del Rey San Fernando en un emotivo desfile en el que las tallas parecían cobrar vida mecidas con maestría por las decenas de costaleros que las portaban sobre sus hombros. Lágrimas, aplausos y algún que otro «viva» han completado la escena, en la que Jesús y su Madre dolorosa parecían, al mismo tiempo, no querer encontrarse ni despedirse.

 

Ya en la plaza, la liturgia se ha completado con un breve rito de la Palabra y el intercambio de flores entre los cofrades de las dos hermandades organizadoras del acto, la del Santísimo Sacramento y Jesús con la Cruz a Cuestas, con sede en San Cosme y San Damián, y la de la Sangre del Cristo de Burgos y Nuestra Señora de los Dolores, de la parroquia de San Gil. Dos cofrades –madre e hijo– han realizado una emotiva alocución en un idealizado diálogo entre la Virgen y Jesús en el duro trance de su muerte en la cruz.

 

Tradición

 

La del Encuentro es una de las procesiones más antiguas de la moderna Semana Santa burgalesa, realizada por primera vez en 1947. Ambas tallas, saliendo de sus respectivas parroquias, atraviesan sus barrios para encontrarse a los pies de la catedral. Sus imágenes han salido a las 19:45 horas de las parroquias San Cosme y San Damián y San Gil Abad portadas a hombros por costaleros. La imagen de Jesús con la Cruz a Cuestas ha desfilado por San Cosme, plaza Vega, puente y Arco de Santa María. La imagen de Nuestra Señora de los Dolores ha hecho lo propio por las calles San Gil, Avellanos, Laín Calvo y Virgen de la Paloma.

 

Tras el encuentro, la imagen de la Dolorosa –una talla barroca del siglo XVIII–, ha vuelto a su parroquia. Por su parte, la talla de Jesús con la Cruz a Cuestas, obra del escultor Ildefonso Serra, se ha dirigido al interior de la catedral para realizar una estación penitencial frente al Santísimo Sacramento reservado en la Escalera Dorada, tal como hicieran el año pasado. Después, ha vuelto de nuevo a su parroquia.

 

Ha sido, sin duda, el punto culminante de este Jueves Santo, en la que también el arzobispo, don Fidel Herráez, ha presidido la solemne eucaristía de la Cena del Señor. En ella, ha pedido a los burgaleses vivir con intensidad estos días de Pasión y las verdades que en ellas celebramos, «de las cuales brota todo el ser cristiano: La muerte y la Resurrección de Jesucristo. La Resurrección da sentido a todo el año litúrgico y sobre todo, a nuestro vivir cristiano», ha dicho en su homilía.

 

Más: galería fotográfica de la procesión

Comentarios

Comentarios: 1

  1. Ana

    El primer Encuentro no fue hasta 1947.


Respuestas a Ana

Clic para cancelar respuesta.