«La procesión de las Siete Palabras puede ser una de las que más arraiguen»

El abad de la Semana Santa, Saturnino López Santidrián, hace un balance positivo de la Semana Santa, a pesar de que el mal tiempo obligase a hacer cambios de última hora en algunos de los actos.

santo entierro_25

 

Debido al mal tiempo, la Semana Santa en Burgos quizá no haya resultado como habría sido deseable. Pero, pese a haberse llegado a suspender incluso la procesión del Santo Entierro, la impresión del abad, Saturnino López Santidrián, es positiva, a falta de una valoración más detallada que realizará la Junta de Semana Semana en los próximos días. En los casos en que los actos programados han tenido que celebrarse finalmente en el interior de las parroquias, apunta, ha resultado muy bien y la participación ha sido muy alta.

 

En concreto, el abad destaca el acto celebrado en la Catedral el viernes al suspenderse la procesión del Santo Entierro. «La gente se cobijó en la Catedral, que estaba a tope, y se consiguió al mismo tiempo hacer una cosa digna porque al salir del claustro la comitiva, con los hábitos de cada cofradía, y los del Santo Entierro con hachones, con velas, tocando la esquila, daba una sensación de auténtico día de funeral. Y luego fue muy bonito el traslado de Cristo a hombros para depositarlo en la urna que estaba ubicada en las escaleras del presbiterio y entonces deba una visión a todos como si fuese un entierro real. Resultó un acto improvisado pero agradable en el sentido espiritual y con mucha gente, que fue una compensación». Lo mismo comenta del Vía Crucis del Castillo, que a pesar del frío reunió a una gran muchedumbre, uno de los años que más fieles han participado (más de 2.000 personas).

 

Entre las novedades de este año, Saturnino López incide en la procesión de las Siete Palabras, «que puede ser sin duda una de las que más arraiguen porque está muy bien estructurada y resultó muy ágil, no llegó a las dos horas, no cansa». Los niños tuvieron la mala suerte de debutar con granizo en la procesión del Amor y de la Esperanza, pero decidieron por voluntad propia continuar hasta el final. Y sobre la procesión de Nuestra Señora de las Angustias, protagonizada por mujeres, el abad comenta que la talla es muy bonita y le llamó la atención oír en tres o cuatro ocasiones el “guapa”! con el que en Andalucía suelen piropear a las imágenes de la Virgen.

 

Sobre el futuro, Saturnino apunta que hay que ir mejorando y que una de sus aspiraciones es contar con un paso que se echa en falta, La Última Cena, que podría procesionar con una parroquia como Nuestra Señora de la Antigua de Gamonal. y uniese a toda la ciudad. Ello requeriría la colaboración de alguna institución y empresa, por el desembolso que supondría hacerse con una pieza de esas características. Otro de los deseos del abad es que se cree una cofradía universitaria. Y. obviamente, seguir dando pasos hacia el reconocimiento internacional de la Semana Santa burgalesa.

Comentarios

Comentarios: 1

  1. ANDRES

    Todo excelete


Danos tu opinión