«No bastan las teorías de vida cristiana, hay que amar con hechos concretos»

En la festividad del Curpillos, el arzobispo ha pedido «impregnarlo todo en nuestra vida», incluido la fiscalidad, el ahorro, el mundo empresarial, los mercados, la bolsa o los productos financieros.

curpillos huelgas

 

Un año más, la fiesta religiosa y cívico militar del Curpillos ha congregado a miles de burgaleses en torno al Real Monasterio de las Huelgas para celebrar esta conmemoración, sin parangón en ninguna otra ciudad española. Y es que, tal como ha señalado el arzobispo en su homilía, parece que a los burgaleses «no les bastaba» con homenajear la presencia de Jesús en la eucaristía con las celebraciones del Jueves Santo y el Corpus Christi que han instaurado esta «bellísima fiesta». Hoy, en efecto, el barrio de Huelgas ha festejado su «Corpus Chico» con los elementos del folclore típicos de esta efemérides, como los danzantes y Gigantillos –ausentes esta vez los Gigantones ante la amenaza de lluvia–, autoridades civiles y militares, que han vuelto a portar en la procesión eucarística el pendón de las Navas de Tolosa.

 

Para el pastor de la Iglesia burgalesa, «todo» en esta fiesta «habla de amor»: «El Amor con mayúsculas de Dios hacia nosotros y con letra minúscula –pero no pequeña– de nuestro amor de respuesta a Dios y el amor compartido de los unos para con los otros». Al igual que hiciera el pasado domingo, en la celebración del Corpus Christi, don Fidel Herráez ha pedido a los presentes celebrar la eucaristía «no solo ritualmente, sino vitalmente, uniendo fe y vida». Y eso conlleva que el amor saboreado en la eucaristía deba concretarse en la vida del cristiano no solo desde el punto de vista personal y eclesial, sino también social, en un «compromiso por hacer una sociedad mejor».

 

Amar con hechos, no con teorías

 

«Nuestra fe debe impregnarlo todo nuestra vida real», ha dicho el arzobispo. Y eso pasa, también, por aspectos concretos tales como la fiscalidad, el ahorro, el mundo empresarial, los mercados, la bolsa, los productos financieros… «El comportamiento cristiano, la ética cristiana, debe acompañar también la vida social y económica». Hay que evitar los criterios «especulativos y depredadores» y «orientar el mundo económico hacia su propia verdad», que no es otra que «el desarrollo integral de cada persona». No se trata, por tanto «de aumentar los bienes materiales, sino «tener una visión completa del ser humano».

 

«No nos quedemos en teorías de vida cristiana no encarnadas, vivamos los valores evangélicos en todos los aspectos de la vida, también en la economía. Vivamos el amor al que nos invita el Curpillos con todo su despliegue personal, eclesial y social», ha concluido.

 

Tras la eucaristía ha tenido lugar la procesión eucarística por el barrio de Huelgas. La jornada se ha completado con la recepción de autoridades por parte de la Madre Abadesa del monasterio y la posterior jira al parque del Parral.

Comentarios

Comentarios: 3

  1. Javier Blanco

    Si me permite una corrección. Tanto en este texto, como en el de anteayer, escribe la palabra “jira” al parque del Parral y su escritura correcta es “gira”. Lo otro no existe. Muchas gracias


    • redaccion

      Gracias, pero la palabra correcta es jira, con jota: Banquete o merienda, especialmente campestres, entre amigos, con regocijo y bulla, tal como recoge el diccionario de la RAE.
      Un saludo.


  2. María Teresa Sierra Alarcón

    “Amar con hechos, no con teorías” me parece una frase muy afortunada: breve, concisa profunda.
    Se trata de recordarnos que “obras son amores y no buenas razones” o “el amor hay que ponerlo más en las obras que en las palabras.
    Podría añadir una expresión de D. Fidel: “Caminar hacia”…”un amor expresado en hechos”.
    Siempre tenemos que caminar hacia la misericordia.


Danos tu opinión