Solana y la religión, una exposición única de uno de los pintores más importantes de principios del siglo XX

La sala Valentín Palencia abre mañana sus puertas a una muestra pictórica de este expresionista complejo que abordó la temática religiosa desde su visión peculiar de la sociedad de su tiempo.

el fin del mundo solana ok

 

José Gutiérrez Solana, madrileño aunque de raíces cántabras, fue uno de los pintores españoles más importantes de la primera mitad del siglo XX. También grabador y escritor, se le considera el creador de un un expresionismo singular y trágico. Sus pinturas retratan de manera peculiar la España que le tocó vivir (1186-1945) y esa perspectiva tan personal impregna también su obra de temática religiosa.

 

Desde mañana, la sala Valentín Palencia (claustro bajo de la Catedral) acoge una muestra que reúne 20 obras del autor que, al pertenecer mayoritariamente a coleccionistas privados, no es posible contemplar habitualmente de manera conjunta. La exposición está comisariada por María José Salazar, conservadora del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, y podrá visitarse hasta el próximo 11 de noviembre, de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00.

 

«Solana aborda en su obra la religión como algo que forma parte de la vida cotidiana, con un sentido, en muchas de sus obras, ligado estrechamente a la muerte, pero también a la fiesta», según explica la comisaria de la muestra. «Esta dualidad en su visión religiosa, no exenta de dramatismo, la utiliza para transmitirnos su visión de la sociedad del momento, de la vida de España que veía y contemplaba. Y lo hace con una perspectiva y visión personales, incidiendo en personajes de gran contenido social, gentes sencillas y rudas del pueblo».

 

Las obras que se podrán contemplar en esta muestra presentan una gran variedad temática, pero, según Salazar, «siempre en torno a la religión como espectáculo, a la religión como punto final de nuestras vidas, como algo íntimo que forma parte de nuestra existencia; pluralidad de imágenes, ubicadas en diferentes espacios, pero que aborda siempre sin transmitirnos su sincero e íntimo sentimiento».

 

Esta exposición, auspiciada por la Junta de Castilla y León, forma parte de la programación de los actos conmemorativos del VIII Centenario de la Catedral.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión