Alrededor de 400 personas se unieron a la marcha convocada por Cáritas

Con el lema «Compartiendo el viaje», el gesto trataba de visibilizar la presencia de los migrantes y fomentar la cultura del encuentro, secundando la convocatoria realizada por el papa Francisco.
<
>

 

Con el lema «Compartiendo el Viaje. Cáritas con los refugiados y los migrantes», alrededor de 400 personas se unieron ayer a la marcha solidaria con la que se respondía a la convocatoria realizada por el papa Francisco en todo el mundo, que busca visibilizar la presencia de los migrantes y fomentar la cultura del encuentro con ellos, trabajar la relación y la propia experiencia de salida.

 

La marcha, a la que se sumaron la delegación de Pastoral de Migraciones, Casa de Acogida y Atalaya, comenzó en la iglesia de la Real y Antigua con el testimonio de un refugiado brasileño y transcurrió por la calle Vitoria hasta alcanzar la plaza del Rey San Fernando, donde también relató su vivencia un migrante nicaragüense. Previamente, frente a la Diputación, fue un marroquí, ya nacionalizado español, quien narró su experiencia de salida.

 

«Compartiendo el Viaje» es una campaña de Caritas Internationalis y, dentro de ella, una marcha solidaria mundial en la que se pretende caminar entre todos un millón de kilómetros, compartir vivencias, sueños y experiencias, abrir nuestra mentalidad y enviar un mensaje de unidad a los líderes políticos. Migrantes, refugiados y comunidades locales de todo el mundo se unen para organizar sus propias marchas; los kilómetros recorridos se van sumando en un marcador global.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión