El arzobispo anima a los delegados y directores de los secretariados diocesanos a «vivir realistamente»

La presentación de la Carta Pastoral, la Asamblea Diocesana y las prioridades para este curso fueron los asuntos más destacados de la reunión con los responsables de los distintos departamentos.
<
>

 

Como viene siendo habitual durante el primer trimestre del curso pastoral, el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, mantuvo en la tarde de ayer un encuentro con los delegados y directores de los distintos secretariados y departamentos que componen la pastoral sectorial diocesana. Una reunión en la que don Fidel les agradeció su trabajo y les animó a «vivir realistamente, abiertos a la sociedad con la que caminamos, para hacer de puentes y mediadores». «En lo que pasa y no pasa», añadió, «tenemos que estar leyendo signos y llamadas». Igualmente, les invitó a «vivir en comunión, formando una orquesta lo más armónica posible, siendo conscientes de que el recorrido que estamos haciendo está llamado a formar parte de la historia de la Salvación, personal, eclesial e incluso social».

 

El encuentro comenzó con la presentación de la Carta Pastoral «Se puso a caminar con ellos. Somos Iglesia que camina con Jesús». Don Fidel explicó las circunstancias y motivaciones que le han llevado a convocar la Asamblea Diocesana, muchas de ellas detectadas en su visita pastoral a la diócesis, que le ha permitido hasta el momento tomar el pulso a 520 parroquias que abarcan al 85% de la población. El arzobispo incidió en que, si bien el marco de este acontecimiento eclesial es el VIII Centenario de la Catedral, no es el motivo fundamental: «El núcleo fundamental que da sentido a todas las demás realidades convergentes es el momento pastoral», subrayó.

 

Tras la intervención de don Fidel, el vicario de Pastoral, José Luis Lastra, presentó las prioridades pastorales para este curso: la puesta en marcha de la Asamblea Diocesana, la preparación del Año Jubilar, avanzar en los procesos de iniciación y madurez en la fe y consolidar el proceso de reorganización diocesana.

 

Buena parte de la reunión se dedicó a informar sobre los detalles de la Asamblea Diocesana. De ello se hicieron cargo dos miembros de la Comisión Teológica Pastoral que se ha constituido al efecto, Lucía Ferreras y Eloy Bueno, que hicieron un repaso del proceso que se ha desarrollado hasta el momento, cuáles serán los próximos pasos, las fases de la Asamblea y los bloques en que se agruparán los contenidos que finalmente se aborden. A la presentación siguió un diálogo sobre la conveniencia o no de constituir mesas de escucha en distintos ámbitos de la sociedad, de cara a esta experiencia eclesial y comunitaria extraordinaria), y sobre el modo en que las delegaciones pueden coordinarse y trabajar transversalmente para mejorar su tarea pastoral.

 

 

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión