Teología del cuerpo en acción

El actor Moisés Mato fue el encargado de impartir un taller donde quedó demostrado que el cuerpo es el cauce que el ser humano tiene para expresar su capacidad de amar y ser amado.
<
>

 

El pasado viernes, veinticinco personas se atrevieron a explorar «Los lenguajes del amor», una novedosa propuesta que llegó desde la delegación de Familia y Vida y que sirvió a los asistentes a salir «más convencidos y entusiasmados de que el amor es el motor y el sentido de nuestras vidas», según relatan los organizadores.

 

Moisés Mato, director, actor y pedagogo teatral fue el encargado de impartir el taller, donde desgranando de forma dinámica, activa y divertida los entresijos y la profundidad de la vocación de toda persona al amor, los modos de relacionarnos con los demás, los riesgos de caer en el paternalismo o el autoritarismo, frente a una propuesta de auténtico amor respetuoso del ritmo y realidad del otro y que ayuda a crecer recíprocamente.

 

Partiendo del propio cuerpo, Mato aseguró que este no es una cárcel para el alma, sino una encarnación de la misma. De ahí que el taller sirviera para valorar el propio cuerpo y descubrir «lo bien que estamos hechos» y los lenguajes corporales que expresan el amor.

 

Los responsables de la delegación de Familia prefieren no desvelar las claves del curso a fin de «mantener la sorpresa de próximas ediciones». Aún así revelan que «las dinámicas y los momentos de exposición nos ayudan a profundizar y a dotarnos de un vocabulario común, asequible a cualquiera, y que nos ayuda en nuestras relaciones de pareja pero también en nuestras relaciones padres-hijos, amigos, incluso asociativas y políticas».

 

Los asistentes salieron con una sonrisa y con claves prácticas para seguir creciendo en el amor, y con toda seguridad para invitar a sus familiares y amigos a vivir esta enriquecedora experiencia.

Comentarios

Los comentarios están cerrados para esta noticia.