Rogativa floral a Santa María la Mayor por el fin de la pandemia

La tradicional ofrenda de flores a la Patrona se llevará a cabo el próximo lunes en un acto a puerta cerrada en el que podrán participar únicamente los burgaleses que posean invitación.

ofrenda flores burgos_26

 

En 1873, el Ayuntamiento de Burgos decidió celebrar las fiestas mayores de la ciudad en torno a la solemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo, coincidiendo con su popular feria ganadera. El calendario desplazó así las celebraciones del 14 de septiembre, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, a principios de verano con el fin de encontrar un mejor clima. Desde entonces, miles de tradiciones se han forjado entorno a esta fiesta, donde nunca faltan los fuegos de artificio, las barracas, cabalgatas y la popular ofrenda de flores a Santa María la Mayor, un acto que se remonta a 1954, cuando la primera reina de las fiestas depositó ante la imagen de la Patrona los ramos de flores con los que fue agasajada.

 

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha llevado este año al Ayuntamiento de la ciudad a suspender sus fiestas mayores, si bien la popular ofrenda floral a la Santa María la Mayor seguirá desarrollándose, aunque con un formato diferente y con medidas de seguridad. Pretende ser un gesto de homenaje a los difuntos de la pandemia y una rogativa a la Patrona para que llegue el fin de la crisis sanitaria.

 

El próximo lunes 29 de junio, el arzobispo de la diócesis, don Fidel Herráez Vegas, presidirá a las 11:00 de la mañana en la Catedral la solemne eucaristía en honor de los apóstoles San Pedro y San Pablo, a la que también asistirán miembros de la corporación municipal y algunos representantes de la sociedad civil y de asociaciones burgalesas. Con un aforo limitado y a puerta cerrada, tras la celebración tendrá lugar una sencilla ofrenda floral a Santa María, en un acto que se desarrollará en el trascoro del templo catedralicio y a la que tendrán acceso solo las personas que posean invitación y hayan asistido a la eucaristía. Ya por la tarde, las puertas de la Catedral permanecerán abiertas para que cuantos burgaleses lo deseen puedan acercarse a venerar la imagen de la Patrona.

 

Las invitaciones a la celebración (184 en total) pueden recogerse desde este miércoles 24 de junio, de 9:00 a 14:00 horas, en la Casa de la Iglesia. Las personas que acudan a la misa podrán depositar sus flores a la Virgen antes de la celebración.

Comentarios

Los comentarios están cerrados para esta noticia.