Un «Reservado» especial, más sencillo pero con la misma densidad de siempre

También se ha inaugurado un nuevo espacio multiusos, un servicio que el Seminario pone a disposición de toda la diócesis para la celebración de reuniones y otro tipo de eventos.
<
>

 

El de hoy ha sido un «Reservado» especial. Si el Seminario de San José lleva 122 años viviendo esta celebración en recuerdo de la primera «reserva» eucarística en el sagrario de su capilla, la de esta edición ha tenido «connotaciones externas más sencillas», sin procesión con el Santísimo por los pasillos del centro académico y sin el tradicional monumento o las cuidadas alfombras de serrín de otras ocasiones. Aún así, seminaristas, formadores, antiguos alumnos y amigos del Seminario –en mucho menor número que otros años a causa de las restricciones sanitarias– han celebrado esta fiesta «con la misma densidad de siempre», tal como ha indicado el administrador apostólico, don Fidel Herráez Vegas, que ha presidido el rezo de Vísperas. Dos centenares de personas, además, han seguido el acto a través de YouTube.

 

Para el prelado, la fiesta de esta tarde «nos habla de centralidad». Una centralidad expresada en cuatro aspectos: «la presencia real del Señor en medio de nosotros»; la llamada a la conversión a la que invita el Año Jubilar ayer inaugurado; la urgencia de vivir en una «comunión eclesial no de deseo, sino de realidad», y la necesidad de «sufrir y padecer» con quienes sufren las consecuencias de la «desgarradora pandemia y la situación actual que estamos viviendo».

 

Nuevas instalaciones

 

El rector del Seminario, Francisco Javier Valdivieso, ha sido el encargado de agradecer al hasta ahora arzobispo de Burgos «el amor y el cariño» manifestado hacia el Seminario: «Si, como dice, el Seminario es el corazón de la diócesis, usted ha ganado ese corazón», ha revelado. Lo ha dicho momentos antes de proceder a la bendición e inauguración del nuevo «espacio de encuentro compañeros de Valentín Palencia», con el que el Seminario pretende ofrecer a toda la diócesis un lugar donde poder realizar reuniones de todo tipo en un espacio diáfano que posibilita la creación de diversas salas.

 

Junto al nuevo espacio, se han dado a conocer también dos exposiciones, una centrada en la Catedral y en la que han participado profesores y alumnos del Seminario, y otra sobre vocación, con una selección de cuadros del pintor José Ramón Sánchez. Esta última muestra exhibe varias ilustraciones que el artista pintó en 1997 para una Biblia y que pretende hablar de la vocación cristiana a parroquias, colegios y cuantos se acerquen al edificio del paseo del Empecinado.

 

Más: galería fotográfica completa

Comentarios

Los comentarios están cerrados para esta noticia.