La HOAC celebra su día con actos de reflexión y reivindicación

por redaccion,

HOAC5

 

Como todos los años al final de curso, la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) celebra un día de convivencia, reflexión y al mismo tiempo reivindicativo ante la magnitud del problema del trabajo. En esta ocasión tendrá lugar este sábado 26 de mayo en Burgos.

 

Los actos para celebrar esta jornada comenzarán a las 10:00 horas con una eucaristía en la parroquia de El Salvador de Capiscol, para continuar a las 11:30 horas con una mesa redonda en la que intervendrán representantes sindicales, y que se desarrollará en el salón de actos del colegio Blanca de Castilla (C/ San Juan de Ortega, nº12). Tras la misma, se realizará un gesto público por las calles de Gamonal, finalizando en el Parque Félix Rodríguez de la Fuente: Allí habrá música, lectura de frases y manifiesto, y entrega de octavillas. A partir de las 14:00 horas, la jornada continuará con una comida de hermandad en los salones de la parroquia de El Salvador. Todas las actividades están abiertas a cuantas personas quieran participar.

 

Análisis de movimientos sociales

 

El acto central de la jornada será la mesa redonda, en la que participarán representantes de los sindicatos CCOO, CGT, UGT y USO, y el tema a tratar girará en torno a dos cuestiones: En primer lugar, se dialogará sobre qué respuestas son necesarias hoy ante la falta de trabajo decente y qué acciones se están llevando a cabo.

 

En segundo lugar, se abordará el hecho de que en estos tiempos se ha producido una externalización de las protestas, que ahora se hacen desde fuera del centro del trabajo y, a veces, sin contar con las organizaciones tradicionales como son los sindicatos. Así, tal y como explican desde la HOAC, han brotado un conjunto de iniciativas plurales y diversas que se ocupan de problemas concretos de personas o grupos sociales, desde las conocidas «marea» a otras que abordan problemas más específicos como las «Kellys» (camareras de piso en los hoteles), Territorio Doméstico (asociación centrada en los problemas de las empleadas de hogar) o las movilizaciones de jubilados y pensionistas. Todas ellas presentan nuevas formas de organización y de acción que nos invitan a reflexionar y dialogar sobre qué es lo que deberían aportar los sindicatos ante esta nueva realidad de organización social?. Para llevar a cabo dicho diálogo, se utilizará el último cuaderno de reflexión de Ediciones HOAC «Tú puedes hacerlo posible», que pretende ayudar al diálogo y la búsqueda de respuestas necesarias para reconstruir nuestra humanidad y defender y consolidar el trabajo decente.

El paso de la Virgen peregrina de Fátima deja una huella de alegría en la diócesis

por redaccion,

rosario aurora burgos_0223

 

El paso por la diócesis de Burgos de la imagen peregrina de la Virgen de Fátima ha dejado tras de sí una enorme demostración de fe por parte de toda la gente que la ha recibido. Así lo expresa Lucinio Ramos, delegado de Religiosidad Popular y quien ha estado al frente de esta peregrinación en los puntos que ha visitado: «En todos los lugares que en los que ha estado, ya fuesen parroquias, comunidades religiosas o institutos sociales, el entusiasmo y alegría de los fieles ha estado presente. Todos querían portarla y orar ante ella, y destaca la fe de tanta gente en torno a esta imagen «blanca», «blanca porque es el color del triunfo, de la resurrección y de la glorificación, y así se presentó ante los pastorcillos».

 

El mensaje de Fátima ha sido recordado en todo momento de esta peregrinación, «y es un mensaje plenamente actual», recuerda Lucinio. «Este nos pide orar por la paz en el mundo y por la conversión de los pecadores, y el rosario es el instrumento indicado para ello. Sólo en el Rosario de la Aurora que tuvo lugar en la catedral (que fue el acto central, ya que el arzobispo, don Fidel Herráez, acogió la imagen en nombre de la diócesis), se repartieron más de mil rosarios». Y es que la Virgen recuerda la esencialidad del mensaje de Jesús, «convertíos y creed en el Evangelio»: «El mensaje de Fátima es una llamada a la esperanza de que al final, en la historia, no triunfará el odio ni el mal, sino el amor, traducido en misericordia».

 

Algunos asistentes recordaron la última vez que la Virgen de Fátima estuvo en Burgos, y vivieron con ilusión esta nueva visita, cuenta Lucinio. «También es importante destacar la presencia de los niños, hay profesores de Religión que acercaron a sus alumnos a la imagen para realizar una ofrenda de flores; y por niños fue despedida en la parroquia de San José Obrero de Burgos o la del Buen Pastor de Miranda de Ebro, siendo vitoreada». Además, «se agradece también a los organizadores el haber traído la imagen, pues es una imagen muy reverenciada y que cuenta con mucha devoción y no todo el mundo ha podido desplazarse hasta el santuario de Fátima en este año de centenario para poder venerarla». Los agradecimientos también se extienden a párrocos, laicos y religiosos que han contribuido tanto en los desplazamientos como en la acogida de la imagen.

Tardajos recuerda a Mariano Díez, sacerdote e inventor del cinematógrafo

por redaccion,

mariano_diez_burgos

 

Si bien el mundo científico se caracteriza por el secretismo y un anhelo por obtener la patente de sus inventos, hubo un personaje burgalés de finales del siglo XIX y principios del XX, que inclinado por las ciencias físicas y las matemáticas, propuso innovadores proyectos de forma abierta para que, quien quisiera, pudiera llevarlos a la práctica sin recelo alguno.

 

Se trata del padre paúl, Mariano Díez Tobar, nació el 21 de mayo de 1868 en Tardajos, Burgos; y a quien algunos le atribuyen la invención del cinematógrafo. Según la revista de la época Mundo científico, el padre Mariano en una sus conferencias habló sobre esta máquina capaz de filmar y proyectar imágenes en movimiento: «El ingeniero francés A. Flamereau, representante en España de los hermanos Lumière, quien asistió en 1889 a la conferencia, inmediatamente mandó construir en París el aparato. De donde resulta que la cuna del cinematógrafo no es Francia, ni los Estados Unidos, sino España».

 

Este sacerdote vicenciano, visionario y curioso, también habló de lo que hoy podríamos denominar como el «dictado de voz», herramienta común en teléfonos móviles y ordenadores. Lo describía como «la nueva pluma autofonográfica», una máquina capaz de diferenciar los sonidos emitidos por la voz y dejarlos escritos. Asimismo, hizo funcionar un reloj de pared al que se le daba cuerda con la energía de la voz; creo un reloj sin cuerdas y el iconotelescopio, creado para ver imágenes a distancia.

 

En el 150 aniversario de su nacimiento, su pueblo natal quiere recuperar su memoria, haciendo una investigación por medio de historiadores que reúnan el legado y la contribución de este sacerdote avanzado para su época e interesado por difundir la ciencia.

El arzobispo confirma a 38 adultos en la vigilia de Pentecostés

por redaccion,

El arzobispo, con los que recibieron el sacramento.

El arzobispo, con los que recibieron el sacramento.

 

La catedral de Santa María acogió anoche, en el marco de la vigilia de la solemnidad de Pentecostés, una eucaristía en la que recibió el sacramento de la confirmación un grupo de 38 adultos de entre 21 y 80 años. La celebración estuvo presidida por el arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, quien animó a estos adultos a vivir su fe dando testimonio en medio del mundo con la ayuda de los dones del Espíritu Santo, recibidos con el sacramento.

 

Tras haber celebrado ese día sus bodas de oro sacerdotales, el arzobispo impartió el sacramento de la confirmación a estos adultos que, por distintas circunstancias no lo hicieron durante su adolescencia o juventud. Ahora, han decidido completar su iniciación cristiana porque desean contraer matrimonio o ser padrinos de bautismo –para lo cual es requisito estar confirmado– o, simplemente, porque han querido dar este paso decisivo de cara a la adultez en la fe. En efecto, en este sacramento se fortalece y completa la obra del bautismo. Con la confirmación, el bautizado se fortalece con el don del Espíritu Santo, se logra un arraigo más profundo a la filiación divina y se une más íntimamente con la Iglesia, robusteciéndose para ser testigo de Jesucristo, de palabra y obra. Con el sacramento de la confirmación, el bautizado se convierte en un cristiano maduro, de ahí que se le considere el sacramento de la madurez cristiana que capacita para ser testigos de Cristo.

 

Durante las catequesis previas a la recepción de la confirmación, los participantes han tenido oportunidad de repasar el sentido de la vida cristiana y también asistir a una parte vivencial, con celebraciones, visitas y experiencias pastorales y caritativas que les han aportado una mayor visión de la fe. Desde hace algunos años, es habitual que en la víspera de Pentecostés varios adultos culminen su proceso de iniciación cristiana.

La iniciativa que enseña a orar a los niños de la diócesis

por redaccion,

corpus-christi-burgos_35.jpg

 

Esta tarde, y como cada tercer viernes de mes, numerosos niños acudirán al Seminario de San José a las 18:00 horas para participar en la actividad que recibe el nombre de Pequeños Adoradores. Se trata de una iniciativa que les enseña a rezar ante el Santísimo y que para conocer sus orígenes, hay que remontarse a 2010, año en que se celebró en Toledo el X Congreso Eucarístico Nacional. Allí estaba la hermana Mercedes Mayordomo, quien quedó sorprendida al ver la enorme cantidad de niños, «unos 1.200», que rezaban junto a sus padres en la Adoración. Esto supuso para ella el primer paso firme de una idea que ya tenía en mente, y que empezó a ponerse en marcha a su llegada a Burgos.

 

Desde entonces, el proyecto ha ido ganando consistencia, y en la actualidad participan cerca de 30 niños con sus respectivos padres, «unas veces vienen más y otras menos, según cómo pille el fin de semana y si hay puente», explica Mercedes, quien es ayudada a llevar acabo esta actividad por Almudena Santillán Barrio, una de las madres implicadas. «Esto no es como una catequesis, porque los padres no llegan y dejan a los niños, sino que se quedan ellos también participando y recibiendo esta formación. Aunque la iniciativa va dirigida a los niños, se trata de evangelizar a todos, tanto a ellos como a sus padres».

 

Esta formación la reciben por parte del diácono permanente, David Jiménez, y con él también ensayan los cantos. Posteriormente, son acogidos por el sacerdote y consiliario de Pequeños Adoradores, Ángel Olalla, quien les da una catequesis. Esta tarde tendrá como tema «María y Pentecostés». Mercedes cuenta con alegría como los niños «se están soltando y ya realizan las peticiones sin seguir un papel y exponen lo que piensan, de manera que están participando de manera más activa y no tan pasiva como antes». Los niños y sus familias reciben además la bendición ante el Santísimo que está expuesto. «Me ilusiona ver que las familias se van bendecidas a casa. Se han desacralizado muchas cosas, y ver cómo se arrodillan con un gesto de humildad para recibir la bendición del Señor es algo que demuestra que son personas que viven esto con mucha fe». Otra de las iniciativas que se han sumado dentro de esta actividad es la de celebrar las fechas de bautismo de los niños –«el otro día impusimos una cruz simbólica a la niña que más años lleva participando, y que está desde los inicios con nosotros»–, y los pequeños también participan en la procesión del Corpus.

 

Adaptarse a los niños

 

Mercedes comenta que con los niños «hay que ir poco a poco»: «Al principio tratábamos de que todo lo hicieran bien, pero vimos que cada niño tiene su ritmo, así que nos adaptamos a ellos para que aprendan mejor. Y así, hemos llegado al punto en que ellos ya saben lo que tienen que hacer: entran en fila hacia el altar, cogen unas velitas y las depositan a los pies de Jesús. Ya saben hacer la genuflexión y santiguarse, antes no les obligábamos a ello, pero conforme han ido aprendiendo, ahora sí les animamos a que lo hagan».

 

Esta actividad se inició en el colegio de las Franciscanas Misioneras de María, pero debido a la dificultad de aparcamiento que tenían muchas de las familias asistentes, se decidió trasladarla al Seminario, donde además los niños cuentan con espacio para jugar cuando acaban la adoración y los seminaristas menores se animan también a participar. «Queremos que la naturaleza de esta actividad sea diocesana, para que esté abierta a todos y no sea algo exclusivo de una parroquia», concluye Mercedes. Mercedes, que va a cumplir sus bodas de diamante como religiosa, añade que ella estuvo implicada en los inicios de Proyecto Hombre en Burgos: «Teníamos que atender a los drogodependientes en unos años en  los que la droga arrasó en la sociedad, ellos entonces eran como los leprosos de la época de san Francisco». Por motivos de edad lo ha dejado, sin embargo, esto no es así con los Pequeños Adoradores: «Me jubilé de aquello por la edad y por la salud, pero los niños… ¡los niños no los dejo!», exclama con alegría.