Fallece el sacerdote Francisco Javier Martínez Riaño

por redaccion,

Francisco Javier Martínez Riaño

 

En el día de hoy ha fallecido el sacerdote diocesano Francisco Javier Martínez Riaño. Nació el 3 de diciembre de 1936 en Belorado y fue ordenado sacerdote el 23 de julio de 1961. Ejerció el ministerio en los siguientes encargos encomendados por los diferentes arzobispos: coadjutor y párroco sucesivamente de Pedrosa del Príncipe y servicios; párroco de San Pedro de la Fuente y párroco de la Anunciación.

 

El funeral por su eterno descanso se celebrará mañana día 17 a las 16:00 horas en la parroquia de la Anunciación. Su capilla velatoria será instalada en la funeraria de San José.

 

El arzobispo, don Mario Iceta, y todo el presbiterio diocesano expresan el más sentido pésame a sus hermanas Valeriana y María Luisa y a sus sobrinos, y oran a Dios Padre por el eterno descanso de Francisco Javier.

 

En este tiempo de Pascua, compartimos desde la fe la realidad de la que ya Francisco Javier está disfrutando y tan bellamente expresa Jesús en el evangelio de San Juan: «Yo soy la resurrección y la Vida. El que cree en mí aunque haya muerto vivirá, y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás». El Señor que comenzó en él la obra buena eligiéndole para el ministerio presbiteral, él mismo la lleve a feliz término.

El arzobispo reconfigura el Consejo Episcopal «con vistas a la evangelización»

por redaccion,

consejo episcopal

 

El arzobispo ha trasladado al presbiterio diocesano, reunido hoy en el Seminario para celebrar la fiesta de San Juan de Ávila, la configuración de su nuevo Consejo Episcopal. Transcurrido año y medio de su llegada a la archidiócesis y con el objetivo de «llevar adelante la tarea evangelizadora», don Mario Iceta entiende que su nuevo equipo esté compuesto por cinco miembros: un vicario general y moderador de la curia, un vicario para la pastoral, un vicario territorial, un vicario para el clero y un secretario general canciller. Tras haber consultado a sacerdotes, religiosos con empeño pastoral y a los organismos deliberativos de la archidiócesis, ha nombrado a los sacerdotes Julio Andrés Alonso Mediavilla (1966) como nuevo vicario territorial y Miguel Ángel Díez Villalmanzo (1965) como vicario para el clero. El vicario general, Carlos Izquierdo (1973), y el secretario canciller, Fernando Arce (1972), nombrados recientemente, seguirán en sus cargos, al igual que José Luis Lastra (1968), que repetirá como vicario episcopal para la Pastoral. Sus nuevas responsabilidades se hará efectivas el próximo 1 de septiembre, con el inicio del nuevo curso pastoral.

 

En la nueva configuración del consejo episcopal, el arzobispo ha añadido la figura de un vicario episcopal territorial, que se responsabilizará de la acción evangelizadora en los arciprestazgos, unidades pastorales y parroquias, así como de la necesaria remodelación de sus respectivos equipos pastorales y estructuras con vistas a la evangelización. Los demás miembros mantendrán las obligaciones propias que marca para ellos el Código de Derecho Canónico y la praxis habitual: el vicario de pastoral se ocupará de la acción pastoral y formación de las delegaciones y secretariados de la curia, así como los organismos, movimientos y asociaciones laicales que dinamizan la acción pastoral diocesana; el vicario para el Clero cuidará de la atención personal y formación de los sacerdotes y diáconos permanentes y el vicario general y el secretario canciller se responsabilizarán de las competencias que marca para ellos el estatuto de la curia.

 

Don Mario Iceta ha agradecido la disponibilidad de los sacerdotes en aceptar y asumir las responsabilidades que les encomienda y en la que la puesta en marcha de las propuestas de la Asamblea Diocesana serán una prioridad. «Es un don precioso de Dios para la archidiócesis y yo me implicaré con alma, vida y corazón en llevarla adelante», ha afirmado.

 

El pastor de la archidiócesis ha agradecido las 107 aportaciones que ha recibido y que le «han ayudado» a tomar la decisión a la hora de componer el nuevo consejo episcopal. «No sé lo que ha propuesto cada uno; he meditado y rezado los nombres y he borrado los correos recibidos», ha explicado. De José Luis Lastra ha señalado su «servicio grande y reconocido» y su «inmenso trabajo realizado para impulsar la Asamblea». Sobre el nuevo vicario territorial, ha indicado que deberá recorrer la provincia «porque hay que reestructurar la archidiócesis ya que somos menos sacerdotes, con pueblos cada vez más vacíos y tenemos que implicar al laicado en las tareas pastorales». El vicario del clero, por su parte, tendrá como función estar cerca de los sacerdotes y atender sus necesidades, de ahí que se desvincule a partir de ahora esta tarea con la de dirigir la Casa Sacerdotal, tarea realizada hasta la fecha por Jesús Castilla.

 

El arzobispo ha agradecido el «impagable trabajo y entrega» de quienes hasta el momento han conformado el equipo de gobierno y que le «han ayudado a insertarme en la archidiócesis; me he sentido querido y bien acompañado». La vicaría que ocupaba el salesiano Amadeo Alonso se transformará en una delegación para la vida consagrada; Vicente Rebollo ocupará el cargo de ecónomo diocesano, pero sin ejercer como vicario, al igual que Andrés Picón, que continuará al frente de la fundación Manjón y Palencia que aúna los colegios de titularidad diocesana.

La danza regresa a la Escalera Dorada con música en directo el miércoles 11 de mayo

por redaccion,

Danza en la Escalera Dorada

La Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 organiza la segunda edición de Danza en la Escalera Dorada, con un programa compuesto por diez obras de estilo clásico y contemporáneo. Los alumnos de tercero a sexto de la Escuela Profesional de Danza de Castilla y León (EPDCYL) ‘Ana Laguna’ en Burgos subirán al escenario de la Catedral de Burgos, delante de la joya renacentista ideada por Diego de Siloé, el miércoles 11 de mayo, a las 20.15 horas. Las invitaciones gratuitas se pueden conseguir en el Centro de Recepción de Peregrinos, en la calle Asunción de Nuestra Señora, 3.

 

En una rueda de prensa celebrada esta mañana en la Catedral de Burgos, Amaya Iglesias, directora de la EPDCYL en Burgos, Piluca Gil, directora general de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021, y Vicente Rebollo, presidente del Cabildo Metropolitano, han explicado en qué consistirá este espectáculo.

 

Así, los números de danza clásica incluirán coreografías de Marius Petipa para piezas como Danza de los mirlitones, del ballet El Cascanueces, con música de Chaikovski; un extracto del segundo acto de Don Quijote y Passarinho, un vals de La Bayadère, en la que también participa el coreógrafo Yuri Grigorovich, y Needness, coreografiada por Yevgen Uzlenkov, con las notas de Arvo Pärt.

 

El repertorio contemporáneo concederá espacio para la música en directo del cantautor burgalés Daniel Guantes que, con coreografías de Edurne Sanz, entonará La flor y Chispa. Se completará con Romeo y Julieta, con música de ProkofievDe dónde vengo, interpretada en solitario por Ainhoa Yuantao Górriz EcheverríaKioto, como danza de nueve samuráis que blanden sus cañas de bambú en el momento previo a la batalla, y Ciclo, que abrirá el espectáculo.

 

La Escuela Profesional de Danza de Castilla y León (EPDCYL) ‘Ana Laguna’ en Burgos es un centro formativo profesional de referencia de esta disciplina en el territorio nacional gracias a su modelo educativo único en España. La EPDCYL pretende contribuir al desarrollo del contexto social y cultural con la formación de público, a la difusión, conocimiento y acercamiento de este arte a la sociedad burgalesa y ofrecer una agenda de danza variada a la ciudad, así como difundir los incontables valores que aporta este disciplina.

«Verdad vs verdades», tema de reflexión de las Jornadas ‘Ciencia y Cristianismo’

por redaccion,

Verdad vs verdades

Cultural Cordón acogerá los días 4, 5 y 6 de mayo una nueva edición de las Jornadas ‘Ciencia y Cristianismo’, que organiza la Facultad de Teología con la colaboración de Caja de Burgos desde hace una década. Como es habitual, este ciclo pone el foco sobre temas de plena actualidad, y en esta ocasión se fijará en la pandemia de coronavirus y las numerosas ciencias, pseudociencias y noticias falsas que han nacido en torno a ella [descargar aquí el programa completo].

 

La primera en intervenir en las jornadas será Adelaida Sagarra Gamazo, profesora de Historia de la Universidad de Burgos, que presentará la ponencia «Verdad histórica frente al relato histórico» la tarde del 4 de mayo. En su ponencia, intentará explicar cómo el conocimiento histórico tiene sus propios métodos para acceder a las fuentes y que no se trata de construir relatos más o menos comprensibles o agradables, sino acceder a la verdad de los hechos.

 

Al día siguiente, Estanislao Nistal Villán, profesor de Microbiología de la Universidad CEU San Pablo, disertará sobre «Verdad científica frente a la pseudociencia» y se centrará en qué sabemos del Covid19 y de las vacunas dos años después de su aparición.

 

Cerrará las jornadas el rector de la Universidad Pontificia de Comillas (Madrid), Enrique Sanz Giménez-Rico, profesor de Sagrada Escritura, quien hablará de «Verdad revelada y comunicada». Acercará al auditorio a la revelación cristiana y cómo su contenido es verdadero y universal.

 

Todas las ponencias tendrán lugar en el salón Cultural Cordón de Caja de Burgos y comenzarán a las 19:00 horas.

«La Iglesia está llamada a anunciar otra forma de entender el trabajo»

por redaccion,

<
>

 

Coherencia y esperanza. Son las dos palabras más mencionadas por los miembros de la comisión permanente de la HOAC que en los primeros días de la Pascua y en la víspera de celebrar el Día del Trabajo han visitado la archidiócesis de Burgos. Maru Megina y Fernando Díaz, presidenta y consiliario nacionales de la HOAC, han tenido oportunidad de encontrarse con los militantes de Burgos y Miranda y conocer de primera mano algunas de las realidades en las que desarrollan su misión.

 

Detectan en ellas un gran reto para la Iglesia: llegar a los sectores más precarizados del mundo laboral. «Hay una preocupación en nuestros militantes, que también hemos podido compartir con representantes sindicales, por la situación de sectores muy concretos, con mucha temporalidad, salarios muy bajos, economía sumergida… Es un reto para la Iglesia al que los militantes de la diócesis están intentando llegar», indica Megina.

 

Fernando Díaz aclara que, pese a la última reforma laboral, «que es la primera en este país en la que en lugar de recortar derechos se les han devuelto a los trabajadores, sigue habiendo temas pendientes que pueden hacer que la precariedad cambie de rostro pero no desaparezca». Menciona salarios precarios que impiden tener un proyecto vital a algunas familias o jóvenes obligadas a desarraigarse culturalmente o de sus relaciones humanas. «La Iglesia, siguiendo al Papa, está llamada a anunciar otra forma de entender el trabajo, como relación entre personas, encaminada al bien común y en el que se propicie el cuidado de los seres humanos y de la creación».

 

Maru Megina está convencida de que muchos sectores del movimiento obrero y de la sociedad están expectantes del papel de la Iglesia ante el reto de construir una sociedad más humanizadora. Para ello lo que más reclaman es coherencia. «Que además de predicar demos trigo», indica gráficamente Fernando Díaz. «Cuando proponemos la Doctrina Social de la Iglesia debemos dar testimonio de que no es simplemente una utopía, sino que es posible otra manera de ser, vivir, construir relaciones laborales. La llamada que nos hace el mundo del trabajo es a la coherencia. Si hablamos de trabajo decente, la Iglesia tendría que ir muy por delante en sus propias relaciones laborales, en múltiples ámbitos, desde colegios, hospitales hasta diversas instituciones».

 

Para Díaz la evangelización del mundo del trabajo sigue pasando por la cercanía y el acompañamiento de los más vulnerables «de sus dolores, sufrimientos y alegrías y que sepamos acompañarlos. Y en esas realidades, ser capaces de anunciar la Buena Noticia de Jesucristo».

 

La HOAC también tiene una palabra que decir a la Iglesia en el camino hacia una mayor sinodalidad propuesto por el Papa. El consiliario nacional de este movimiento asegura que toda la Acción Católica es una experiencia de sinodalidad con gran recorrido en la Iglesia «en la manera de construir comunión, corresponsabilidad, en cómo hacemos los discernimientos, revisión de ida, cómo tomamos los acuerdos… Es una de las organizaciones eclesiales menos clerical. Y podemos aportar esta experiencia al resto de la Iglesia, no para ponernos medallas, sino porque demuestra que es posible lo que propone el Papa Francisco».