Vicente Rebollo, nuevo presidente del Cabildo

por redaccion,

vicente rebollo

 

Vicente Rebollo Mozos ha sido elegido esta tarde como nuevo presidente del Cabildo catedralicio. Sucede en el cargo a Pablo González Cámara, quien presentó su renuncia el pasado sábado por motivos de salud. La elección ha sido ya aceptada por el arzobispo, don Mario Iceta, quien ha trasladado al nuevo deán su felicitación.

 

Con la renuncia del hasta ahora presidente, los estatutos del Cabildo obligaban también a elegir vicepresidente, puesto que ha recaído en Félix José Castro Lara. Por su parte, González Cámara, en su calidad de canónigo doctoral, pasará a ser secretario de este colegio de presbíteros.

 

Rebollo Mozos asume el cargo «con honra y honor». Es consciente de la «responsabilidad» de su nueva misión, pero se siente «confiado y respaldado» por su compañeros del cabildo.

 

Rebollo será el presidente de esta institución durante los próximos cuatros años y en un periodo especialmente intenso para la Catedral, inmersa en los actos celebrativos de su octavo centenario y a las puertas de la inauguración de la exposición de las Edades del Hombre. «El reto es doble: de un lado la situación socioeconómica nos hace apoyar todas las iniciativas que ayuden a la recuperación de la ciudad, pero por otro queremos que el octavo centenario sea también un revulsivo para la evangelización y un lugar de encuentro para toda la archidiócesis».

 

Quien hasta ahora ostentaba la portavocía del Cabildo en el tema de la sustitución de las puertas de la fachada principal asegura que este tema es «una carrera de fondo» y, aunque «seguimos apostando por el proyecto», reconoce que «su final es por ahora incierto».

Voluntared programa su segundo campamento urbano de verano

por redaccion,

campamentos urbanos 2

 

La pandemia obligó el año pasado a Voluntared-Escuela Diocesana a ingeniárselas para ofrecer a niños y adolescentes la posibilidad de realizar actividades de tiempo libre cumpliendo con las medidas sanitarias en un entorno seguro. El éxito del primer campamento urbano fue tal que la institución diocesana vuelve a programar para este verano cuatro semanas de actividades lúdicas en el Seminario de San José.

 

Voluntared oferta distintas modalidades de inscripción, desde una semana al mes completo, con todas las garantías sanitarias cumpliendo con la legislación vigente marcada por la Junta de Castilla y León para este tipo de actividades de ocio y tiempo libre y con monitores especialistas titulados. Las actividades –destinadas a niñas y niños de 6 a 12 años– se desarrollarán en las instalaciones del Seminario en horario de 10:00 a 14:00 horas, con posibilidad de «servicio de madrugadores» desde las 08:00 y de «continuadores», hasta las 15:00 horas. El lugar cuenta con aulas para el desarrollo de talleres, espacios deportivos exteriores, sala de medios audiovisuales y piscina.

 

Estos campamentos urbanos se desarrollarán durante la semana (de lunes a viernes) con posibilidad de inscribirse semanalmente, con distintas tarifas en función de los días elegidos: 35 euros (del 1 al 3 de julio), 65 euros para una semana, 120 euros para dos semanas, 175 para tres semanas y 225 para el mes completo. Los precios incluyen todos los materiales necesarios para el desarrollo de las actividades. Para inscribirse u obtener más información acerca de estos campamentos, existen los teléfonos de contacto 657815016 y 947257707 o el email info@voluntared.org.

 

Monitor de tiempo libre

 

Junto a ello, Voluntared lanza un nuevo curso de monitor de ocio y tiempo libre adaptado al nuevo decreto de formación de la Junta de Castilla y León, con los nuevos contenidos vinculados al certificado de profesionalidad de dinamización de actividades de tiempo libre educativo infantil y juvenil. La titulación oficial obtenida acredita y tiene validez para trabajar en todo el territorio nacional.

 

El curso contará con un módulo teórico (de 150 horas, divididas en 60 horas en formato presencial cumpliendo con todas las medidas sanitarias y otras 90 en formato telemático a través de una plataforma virtual abierta las 24 horas del día) más otra fase práctica que habrá de sumar 160 horas. La fase teórica se desarrollará los días 30 de junio 1, 2, 5, 6, 7, 8 y 9 de julio en horario de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas.

 

Para poder participar en el curso (que tiene un precio de 245 euros, con posibilidades de descuento) solamente se requiere tener en posesión el título de la ESO, pudiendo comenzar la formación desde los 16 años. Para formalizar la ficha de inscripción basta con rellenar este formulario, al que Voluntared responderá con un email con las instrucciones de formalización de la matrícula y pago de la misma.

El Cabildo elegirá nuevo deán esta semana

por redaccion,

pablo gonzález cámara cabildo deán presidente

 

El Cabildo catedralicio elegirá este martes quién será su nuevo presidente. Pablo González Cámara ha presentado esta mañana su renuncia por motivos de salud. Ante un año de tanto trabajo y actividad con motivo del VIII Centenario del templo gótico, González no se ve con fuerzas suficientes para presidir el Cabildo, prefiriendo que el resto de canónigos elijan a su sucesor. Deja el puesto que venía ejerciendo desde 2016 y para el que fue reelegido el pasado mes de octubre. Según reconoce, su estado de salud «le impide» dedicarse «con total entrega a las tareas del VIII Centenario».

 

El Código de Derecho Canónico define el cabildo catedralicio como «un colegio de sacerdotes al que corresponde celebrar las funciones litúrgicas más solemnes de la Catedral». Compete al cabildo, además, «cumplir aquellos oficios que el derecho o el obispo diocesano le encomienden». En la actualidad, el cabildo metropolitano de Burgos está compuesto por 22 sacerdotes. De ellos, 15 tienen derecho a voto en la toma de decisiones por no superar el límite de edad de 80 años según marcan sus propios estatutos; los siete restantes son canónigos eméritos, con voz pero sin derecho a voto.

Cáritas y Pastoral Penitenciaria tienden la mano a reclusos, exreclusos y sus familias

por redaccion,

cáritas pastoral penitenciaria ayudas presos

Cáritas Diocesana de Burgos y Pastoral penitenciaria han llevado a cabo distintos talleres dentro del Centro Penitenciario en el último año. Veinte voluntarios acompañan a los presos y los preparan para la vuelta a la sociedad. «Nos acercamos a las personas y lo hacemos desde el evangelio. La cárcel es un mundo desconocido y apartado y al salir de ella tienen la condición de ser libres» ha señalado Fermín González, responsable de Pastoral penitenciaria y capellán del Centro.

 

El año 2020 ha sido duro para la sociedad y los presos han permanecido durante cinco meses sin poder recibir visitas del exterior. El responsable del proyecto Volver a empezar de Cáritas Diocesana, David Alonso, ha contado cómo acompañaron durante ese tiempo a los reclusos. «Nos escribíamos por carta, y los presos que fueron puestos en libertad y no tenían dónde ir permanecieron en las instalaciones del Seminario. Treinta personas abandonaron la cárcel durante el año pasado».

 

326 personas privadas de libertad participaron en los talleres. La gran mayoría fueron hombres, el 75% de ellos españoles. Realizaron un importante taller de mascarillas para internos y funcionarios, y otro de ética para trabajar el valor del respeto. Estas delegaciones se ocupan del acompañamiento desde lo personal, lo social y lo jurídico. En el ámbito religioso, realizan encuentros de escucha y atención y celebran eucaristías en la capilla del Centro Penitenciario. El piso de acogida al que algunos acuden cuando abandonan la cárcel, es el mayor acercamiento a la nueva situación que les toca afrontar. El gran reto al que se enfrentan los exreclusos es la integración de nuevo en la sociedad.

 

Cuando finalice el proceso de vacunación a los internos esperan poder retomar ciertas actividades, como el recorrido por el Camino de Santiago durante una semana. Una salida que realizan con una decena de presos junto con voluntarios de la Caixa. Cáritas Diocesana de Burgos y Pastoral Penitenciaria ya están trabajando en nuevos proyectos para este año. «Hemos elaborado material formativo para acompañar de manera especial a familiares de reclusos. Una acogida que en muchas ocasiones desde las parroquias es necesaria por la visión estigmatizada que tiene la sociedad de la prisión» ha relatado el responsable de estos proyectos de Cáritas. Otra de las novedades será la creación de ‘Voces encerradas’, un programa radiofónico de Radio-UBU en el que los presos contarán sus experiencias desde el interior del Centro Penitenciario. Estará conducido por María González, Sara Castro y un grupo de personas implicadas en el proyecto que se podrá escuchar en Spotify y cuya emisión será mensual.

 

Cáritas Diocesana y Pastoral Penitenciaria han realizado distintas demandas a la sociedad para tender la mano a este colectivo. Apuestan, siempre y cuando sea posible, por medidas alternativas a prisión como la realización de servicios en beneficio de la comunidad. Han expuesto las dificultades a las que se enfrentan los extranjeros indocumentados para poder trabajar cuando se encuentran en el tercer grado. Demandan más medios y personal para trabajar la salud mental con los internos y los propios reclusos solicitan mayor tiempo de socialización, de espacios de convivencia, por ejemplo al finalizar las comidas. Otra de las peticiones ha sido la búsqueda de alternativas a la prisión para aquellas condenas de menos de cinco años.

 

Los grupos de Asamblea inician un plan de reanimación

por redaccion,

 

Los grupos de Asamblea iniciaron el lunes una serie de encuentros de secretarios y moderadores para reactivar el proceso diocesano tras el parón producido por la pandemia. En dichas reuniones se revisará el camino ya recorrido durante las dos primeras etapas y se proyectarán los siguientes pasos: el fin del curso pastoral, la Escuela de Verano, el comienzo del curso próximo y la fase final de la Asamblea Diocesana.

 

En cada uno de los encuentros se emitirá un breve vídeo tras el cual se trabajará en pequeños grupos de cinco o seis personas sobre fichas mediante las cuales se tratará de identificar cuál es la «zona mágica» en relación con nuestro compromiso de animar e implicar a otros en el contexto de Asamblea. Las reuniones concluirán con la puesta en común de las reflexiones realizadas en los grupos.