Cáritas agradece la solidaridad mostrada durante la Navidad

por administrador,

Numerosas han sido las muestras de apoyo y ánimo que nos han ofrecido diversas organizaciones de nuestra ciudad durante las pasadas fechas navideñas.

Caja círculo nos hizo entrega de la mano del Presidente de la Fundación, D. Luis Conde Díaz, de 9.000€ destinados a la emergencia de Filipinas. El equipo de baloncesto Autocid, al inicio del partido del pasado día 3 de enero, invitó a nuestro director D. Jorge Simón a recoger una placa de reconocimiento a nuestra labor. Verallia, empresa del sector del reciclado de vidrio, ha donado 4.500€ a Caritas como parte de sus acciones de RSC. Esta colaboración abre la puerta a nuevas acciones conjuntas en el futuro. Por último, el próximo 16 de enero será la Asociación Nuestro Barrio la que haga efectiva la donación del dinero recogido en el concierto benéfico realizado días atrás. Nuestro agradecimiento sincero a todas las personas que hacen de su actividad asociativa, empresarial, deportiva, etc., una vía de compromiso con las organizaciones sociales que, como la nuestra, apuesta por la justicia y el cambio social.

Coloquio Teológico de Adviento

por administrador,

  • Organizado por la Delegación de Apostolado Seglar con el apoyo de la Facultad de Teología
  • Un encuentro de formación que se ofrece a todos los laicos de la diócesis y, muy especialmente, a los movimientos laicales
  • Con una metodología interactiva

Tema: “La misión de los laicos en la Nueva Evangelización”
Ponente: José-Manuel MADRUGA
Fecha: Lunes 16 de Diciembre
Hora: 20:00 – 21:30
Lugar: Facultad de Teología. Aula 2. Planta Baja

Aviso: Se puede solicitar la Ficha de trabajo a Maribel Álamo (misalamos@hotmail.com)

El arzobispo nombra tres nuevos canónigos para la catedral

por administrador,

Los nuevos canónigos son Andrés Picón, Vicente Rebollo y José Inocencio Fernández. Tienen como misión celebrar las funciones litúrgicas más solemnes en la seo burgalesa
Andrés Picón, vicario general de la diócesis, es uno de los nuevos canónigos. Foto: ABC

Andrés Picón, vicario general de la diócesis, es uno de los nuevos canónigos. Foto: ABC

El presidente del cabildo, Juan Álvarez Quevedo, ha anunciado esta mañana a los miembros del mismo los tres nuevos sacerdotes que pasarán a ser canónigos de la catedral, según los nombramientos que el arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, firmaba en la mañana de ayer.

Los nuevos canónigos son Andrés Picón Picón, vicario general de la diócesis; Vicente Rebollo Mozos, ecónomo diocesano, y José Inocencio Fernández Pérez, hasta ahora auxiliar de culto en la seo burgalesa. Los tres son sacerdotes diocesanos y, sin abandonar las responsabilidades que mantenían al servicio de la diócesis, formarán ahora parte del cabildo del principal templo de la diócesis.

Nuevo “fabriquero”

Además, monseñor Gil Hellín ha nombrado al ya canónigo Víctor Ochotorena Gómez (que, además, es aparejador) como fabriquero-conservador del edificio, en sustitución de Agustín Lázaro López, a quien el cabildo agradece sus muchos años de servicio.

El cabildo de canónigos, también llamado catedralicio, es –según detalla el Código de Derecho Canónico– un colegio de sacerdotes, al que corresponde celebrar las funciones litúrgicas más solemnes en la iglesia central o en la colegiata; compete además al cabildo catedralicio cumplir aquellos oficios que el obispo diocesano le encomiende.

In Memoriam P. Marcos J. Yusta

por administrador,

Esta mañana, apenas había finalizado la primera clase, sonaba el teléfono, me comunicaban, con palabras entrecortadas, la noticia: el P. Marcos ha muerto… Primero la duda e incredulidad, después la oración ¡Descanse en paz!

El hecho de la muerte siempre se alza como un muro lleno de interrogantes y
de temor en el centro mismo del camino de la vida. Vamos avanzando por
nuestra existencia y, de repente, nos encontramos encarados con esta
muralla misteriosa que nos impide el paso.

Pero, para un cristiano, para uno que, como el P. Marcos, toda su vida ha sido un ensayar para dar este paso, la muerte no tiene la última palabra.
Esta muralla de la muerte puede parecer impenetrable, como si no nos dejara pasar al
otro lado, pero, para el seguidor del Resucitado, la vida, aquello que constituye verdaderamente su personalidad, “probada como oro en crisol”, libre de los
obstáculos que impone el tiempo y el espacio, “resplandecerá como
chispa que prende” y atravesará el muro.

El viernes pasado nos veíamos en la clínica, como siempre bromeamos y nos reímos. ¡Qué fugaz es nuestra vida y los instantes que la componen! Pero, el P. Marcos no ha muerto, vive. Por eso el P. Marcos no nos ha dejado, ha atravesado el muro y desde la otra cara, desde donde se ve todo con perspectiva de eternidad, él nos ve, nos contempla y acompaña.

Su partida nos ha dejado sorprendidos y tristes, a la vez que animados a continuar lo noble, lo bello, honrado y justo que él inició y que muchos, desde cerca, gozamos de él.

¡Descanse en paz!

Jesús Yusta Sainz

In Memoriam Teófilo Casado Casado. Sacerdote.

por administrador,

La historia, generalmente, no la han hecho quienes figuran en los libros de historia, la historia la han forjado personas anónimas que, en sencillez, entrega, tesón, han gastado su vida, sin otras miras que cumplir con su deber allí donde están.

Esta mañana moría un hombre, Teófilo Casado, sacerdote. Si miramos su vida nada sobresaliente excepto el dolor, el mucho dolor, que le ha acompañado a lo largo de sus años. Sufrimiento reforzado al tener que vivirlo en soledad, sin poder compartirlo con nadie.

Pero, Teófilo, en su sencillez, con su silencio, con su mucho hacer y con su muy bien saber estar, allá donde estuvo dejó una huella de bondad. No estuvo en parroquias que le catapultaran a la popularidad. Supo amar y servir a las gentes que, lejos de su tierra, Cilleruelo de Arriba, en la Bureba, se le encomendaron: Galbarros, Caborredondo, Vallarta de Bureba, Zuñeda, Berzosa, Aguilar, La Vid, Bañuelos y que, supieron captar su bondad, acogerle y agradecérselo.

Hoy Teófilo descansa en paz, vive en nuestro recuerdo, pero, sobre todo, vive en el recuerdo de Aquél que le llamó a la vida y al sacerdocio y que le acompañó, sobre todo, en los días tristes, que fueron muchos, pero que, hoy, desde la otra orilla, desde donde se ven las cosas como realmente son, habrá entendido muchas cosas que estos últimos días daban vueltas en su cabeza.

Doy gracias a Dios por haberte conocido, admirado y acompañado. Tu amistad ha sido una escuela para mí.

Teófilo, amigo, hermano: ¡descansa en paz!

Jesús Yusta