Un día para recordar a Andrés Manjón

por administrador,

La asociación manjoniana de Burgos, coincidiendo con la festividad del apóstol san Andrés, celebra esta tarde (a las 19:30 horas) una misa en recuerdo del sacerdote y pedagogo burgalés don Andrés Manjón. El acto tendrá lugar en la capilla de Santa Tecla de la catedral y estará presidida por Alejandro Millán, consiliario de la asociación.

¿Quien era el padre Manjón?

Educador de una pieza y un sacerdote cabal y entregado, Manjón entendía la pedagogía como una reacción contra la pasividad del alumno. Destaca su obra «El maestro mirando hacia fuera o de dentro afuera»(1923); donde considera al maestro como luz de las virtudes y formador de hombres conscientes de sus deberes. En «Hojas paterno-escolares» trata sobre la educación en el seno de la familia, mientras que en «El catequista» sitúa al catecismo como eje en torno al cual gira toda la educación. En «Hojas históricas del Ave-María» habla con amenidad sobre la fundación de sus escuelas con interesantes notas sociales y pedagógicas.

 

andres manjon 2Nació el 30 de noviembre de 1846 en Sargentes de la Lora, y en su educación tuvo un papel importante su tío, párroco de esta localidad, además de su madre, quien le animó a asistir a la escuela y recibir la enseñanza básica. Durante sus años como estudiante y a su paso por el seminario de Burgos, pudo experimentar los métodos arcaicos y duros de enseñanza de la época. Decidió dejar la carrera eclesiástica y marchar a Valladolid, donde abrió una escuela de enseñanza secundaria en que practicar nuevos métodos pedagógicos.

 

 

Tras opositar dos veces a la Universidad de Salamanca ocupó su Cátedra de Derecho Romano. En 1874 llega a Madrid al Colegio San Isidoro y continuó sus estudios en la Academia de Jurisprudencia y Legislación. En 1878 ganó por oposiciones la cátedra de Disciplina Eclesiástica en la Universidad de Santiago de Compostela. En 1880, y tras una vacante, le conceden la misma cátedra en la Universidad de Granada, ciudad donde se instaló ya para el resto de vida, hasta que falleció el 10 de julio de 1923.

 

En 1885 se ordena sacerdote, y tres años después comienza a trabajar por la educación de los niños analfabetos de Granada. Funda entonces las Escuelas del Ave-María, a las que dedicará todas sus fuerzas, dinero y empeño. Su revolucionario método pedagógico le llevará a abrir nuevas escuelas por diversas provincias españolas. Además, daba mucha importancia a la formación de los maestros, a los que consideraba formadores o deformadores de caracteres.

 

En cuanto a su carácter, destacó por su humildad y personalidad sobria. Desde muy joven se hablaba de su sencillez, responsabilidad y seriedad,  y profesor y sacerdote, fue concienzudo y ejemplar.

 

Bajo el punto de vista social, España era una preocupación para don Andrés Manjón, que en 1908 escribió magistralmente como catedrático de Derecho un trabajo sobre acción social del clero español, que fue publicado en el Boletín Oficial del Arzobispado de Granada. En él abordaba la existencia de diversos problemas sociales, cómo tomar parte de su estudio y solución. Y lo resumía con estas palabras: «Hacer algo e la plaza, en la Escuela, en la Universidad, en la asociación, en la prensa, donde podemos colaborar con las demás clases, para coeducar y mejorar, redimir y salvar al pueblo y especialmente a los pobres».

2015 11 30 lunes: resumen de prensa

por administrador,

Actualidad

Medios locales y nacionales se ocuparon este sábado de dar cobertura a la toma de posesión de don Fidel Herráez como nuevo arzobispo de Burgos:

Patrimonio

La capilla del Condestable de la Catedral volverá a abrir sus puertas dentro de una semana y tras cinco meses cerrada al público por una urgente y necesaria actuación:

Cultura

El Orfeón Arandino Corazón de María clausuró la XXXII edición del Otoño Polifónico en la Iglesia de Santa Catalina:

Solidaridad

Cáritas celebró ayer el Día Internacional de Solidaridad con el pueblo Palestino:

 

 

 

 

 

Así transcurrió la toma de posesión de don Fidel Herráez Vegas como arzobispo de Burgos

por administrador,

 

DSC_0230

La catedral fue ayer un hervidero de gente que participó, de una u otra manera, en una sentida celebración.

 

Todo en la catedral de Burgos estuvo ayer minuciosamente preparado para recibir a don Fidel Herráez Vegas. Las caras de los fieles que acudieron a la celebración reflejaban la ilusión y las ganas de conocer a su nuevo pastor.

 

Feligreses de todas las edades ocuparon las mas de 1.800 sillas que fueron distribuidas a lo largo de toda la catedral, respetando las zonas reservadas para los cerca de 450 sacerdotes venidos de toda España, familiares y amigos de don Fidel.

 

El nuevo arzobispo de Burgos estuvo arropado durante la solemne eucaristía de toma de posesión por el nuncio de Su Santidad en España, monseñor Renzo Fratini, el ya arzobispo emérito, Francisco Gil Hellín, el colegio de Consultores y el cabildo catedralicio.

 

Además, asistieron cuatro cardenales, diez arzobispos y veintiéis obispos entre los que se encontraban el cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo emérito de Madrid; mons. Carlos Osoro Sierra, arzobispo de Madrid; mons. Juan Antonio Martínez, obispo auxiliar de Madrid; el cardenal Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid; el cardenal Carlos Amigo Vallejo, arzobispo emérito de Sevilla; el cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia; mons. Julián Barrio Barrio, arzobispo de Santiago de Compostela; mons. Francisco Pérez González, arzobispo de Pamplona; mons. Mario Iceta, obispo de Bilbao; José María Gil Tamayo, secretario general de la Conferencia Episcopal Española; los abades de San Pedro de Cárdena, Roberto de la Iglesia, y del monasterio de Silos, Lorenzo Maté.

 

Autoridades civiles y militares de la ciudad, personalidades académicas e institucionales y de la Asociación Católica de Propagandistas quisieron estar presentes también en la ceremonia. Cabe destacar, entre otros, al jefe de la secretaría de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, Alfonso Sanz Portolés; Javier Lacalle, alcalde de Burgos; Baudilio Fernández Mardomingo, delegado provincial de la Junta de Burgos; César Rico, presidente de la Diputación de Burgos; Antonio Méndez Pozo, presidente de la Cámara de Comercio de Burgos; José María Arribas, subdelegado del Gobierno; Alfonso Murillo Villar, rector de la Universidad de Burgos; Antonio Calvo Bernardino, rector de la Universidad San Pablo-CEU; Carlos Romero Caramelo, presidente de AcdP; Jesús María Cirujano Pita, coronel subdelegado de Defensa; Manuel Romero, General de División; Francisco Conde, consejero de Industria y Trabajo de la Xunta de Galicia, y José Luis Arranz, General Guardia Civil de Madrid; Marcelino Oreja, exministro de Interior y José María Álvarez del Manzano, ex alcalde de Madrid.

 

Por otro lado, más de cuarenta periodistas de medios de comunicación locales, regionales y nacionales de prensa escrita, agencias de noticias, radio, televisión e internet cubrieron el acto de la toma de posesión de don Fidel Herráez.

 

Los redactores y locutores de radio pudieron seguir la celebración y al mismo tiempo elaborar la información sobre la misma desde una sala de prensa instalada en la capilla de San Gregorio, donde se habilitaron conexión a internet, tomas de audio, mesas y dos pantallas de televisión. Los fotógrafos y cámaras de televisión obtuvieron imágenes de la ceremonia desde dos tribunas situadas en el crucero de la catedral.

 

Además, la misa solemne fue retransmitida en directo por La 8 Burgos, 13TV y Radio María para toda España. Radio Evolución hizo lo propio a nivel local. Al mismo tiempo, la ceremonia pudo seguirse dentro de la catedral por los fieles allí congregados gracias a 20 pantallas de televisión dispuestas a lo largo de toda la planta de la catedral.

 

La toma de posesión del nuevo arzobispo ha estado marcada por una santa misa con ritual propio, tal y como detalla el ceremonial de los obispos. Don Fidel Herráez se sentó con mitra en la cátedra y recibió el báculo. Posteriormente, presidió una eucaristía muy sentida y participada por el pueblo de Dios. Los solemnes cánticos interpretados por el Orfeón de Burgos acompañaron a los fieles congregados en la catedral en una cariñosa acogida a su nuevo pastor.

La bula papal que sanciona el nombramiento del nuevo arzobispo

por administrador,

 

<
>

 

Se trata de un gran pergamino, rotulado como siglos atrás, a pluma y con caligrafía tipo monacal, de voluminoso tamaño y escrito en un clásico latín de cuidadas formas. Al fondo del papel, la firma del papa Francisco sancionando el contenido del documento. Así es la bula papal que el Santo Padre firmaba el pasado 30 de noviembre y con la que nombraba a don Fidel Herráez Vegas arzobispo de Burgos.

 

Ayer, en la toma de posesión de don Fidel, el documento tuvo también su momento de protagonismo en la liturgia. Fue el canciller secretario de la diócesis, Ildefonso Asenjo, el encargado de mostrar y leer la bula pontificia en la que el Papa pide al nuevo arzobispo pastorear «a los fieles que se te confían con palabras y obras y, sobre todo, con el testimonio de la santidad de tu vida». A la orden del nuncio, Asenjo enseñó el documento al colegio de consultores, la única institución diocesana que no cesa de sus funciones con el cambio de obispo. Los sacerdotes que forman parte de este colegio –Andrés Picón, Máximo Barbero, Pablo González, Vicente Rebollo, Francisco Pérez, Jesús Ibáñez, Donato Miguel Gómez, Jesús Yusta, Emiliano Nebreda y Julián Palencia– asintieron a la exposición y el canciller procedió –con la solemnidad que marcaba la liturgia– a la lectura del documento.

 

En la bula, el papa Francisco señala las cualidades que caracterizan a don Fidel, que resume como «dotes reconocidas y experto en abundancia en los asuntos pastorales», razones suficientes para ser «considerado apto para ponerte al frente» de la archidiócesis burgalesa. Reproducimos a continuación la traducción del nombramiento pontificio.

Letras apostólicas por las que don Fidel es nombrado arzobispo de Burgos

FRANCISCO, OBISPO, SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS, al venerable hermano Fidel Herráez Vegas, hasta ahora Obispo Titular de Cediae y Auxiliar de la Sede Metropolitana de Madrid, trasladado a la Archidiócesis de Burgos, mi saludo y mi bendición Apostólica.

 

Nos, que somos sucesor en la Cátedra de San Pedro y que, al mismo tiempo, hemos recibido el importante oficio de pastorear el rebaño universal del Señor, con solícito cuidado nos esforzamos en elegir Pastores idóneos y en asignarlos a cada una de las diócesis cuando éstas están vacantes. Por tanto, ya que la Venerable Sede Metropolitana de Burgos, llamada en otro tiempo ‘Madre y Cabeza de todas las iglesias de Castilla’, floreciente desde antiguo por la diversidad de su vida religiosa y monástica, debe ser provista de obispo –al estar en este momento vacante por la renuncia del Excelentísimo Señor Francisco Gil Hellín–, tras haber sido escuchado el parecer de la Congregación para los obispos; tú, Venerable Hermano, adornado de dotes reconocidas y experto en abundancia en los asuntos pastorales, eres considerado apto para ponerte al frente de ella.

 

Por tanto, con Nuestra Suma Potestad Apostólica, libre ya del vínculo con la Sede Titular de Cediae y del antedicho oficio de Auxiliar, te nombramos ARZOBISPO METROPOLITANO DE BURGOS con todos los derechos y obligaciones. Mandamos que enseñes estas cartas al clero y a tu pueblo, a quienes exhortamos a que te reciban de buen grado y a que permanezcan unidos a ti. Finalmente, Venerable Hermano, sostenido por los muy valiosos dones del Espíritu Santo y siguiendo los ejemplos de Cristo, Príncipe de los Pastores, pastorea a los fieles que se te confían con palabras y obras y, sobre todo, con el testimonio de la santidad de tu vida, recordando las palabras de Nuestro antecesor San Gregorio Magno: «La voz penetra mejor en el corazón de los que la escuchan si la vida del que la dice la acompaña, porque lo que prescribe cuando habla, es más fácil que se cumpla si se manifiesta en él» (Libro I de las Cartas, carta 25). Que la Paz y la Luz de Cristo estén siempre contigo y con esa queridísima comunidad eclesial de la amada España, teniendo por intercesora a la Santísima Virgen, Madre de Dios, bajo la advocación de Santa María la Mayor, así como a los Santos Mártires de Cardeña, a Santo Domingo de Silos, a San Lesmes, a Santo Domingo de Guzmán, a San Rafael Arnáiz Barón y a todos los divinos protectores de esa Iglesia. Dado en Roma, junto a San Pedro, a 30 del mes de Octubre del año del Señor del 2015, tercero de Nuestro pontificado.

 

Francisco.

Los burgaleses reciben con alegría a don Fidel

por administrador,

 

<
>

 

La catedral se ha visto esta mañana abarrotada de gente que ha querido dar la bienvenida al que ya es el nuevo arzobispo de la diócesis de Burgos, don Fidel Herráez Vegas. El ambiente era de alegría, expectación, ilusión y mucho interés por conocer al nuevo pastor, y a los numerosos fieles no les ha importado pasar un poco de frío por estar presentes en la solemne ceremonia.

 

Entre los asistentes estaba un grupo de jovencísimos seminaristas. Uno de ellos, Diego, desea que en esta nueva etapa para la diócesis, don Fidel, “aporte ideas innovadoras para el seminario, para que sea un entorno abierto a las vocaciones de los chavales y que se den cuenta de que pueden encontrar a Cristo en cualquier momento”. Otro de sus compañeros, Eduardo, le desea a don Fidel “mucha paciencia, porque la va a necesitar, y que Dios le dé fuerzas, porque el trabajo de arzobispo no es nada fácil”.

 

Desde Madrid también han llegado personas con ganas de respaldar a don Fidel. Por ejemplo Josefina, una mujer que le conoce personalmente y le anima a seguir siendo “como es él, dando todo lo mejor de sí mismo como siempre ha hecho. Es una persona estupenda”.

 

Irene, una joven que también ha querido estar presente en la ceremonia junto con un grupo de amigos, felicita a don Fidel y “espera que sea un buen arzobispo, que seguro que será así porque todo el mundo habla muy bien de él. Nos alegramos mucho de su llegada”.

 

La ceremonia no ha dejado indiferente a ninguno de los asistentes. Manoli la ha definido como “impresionante”. “Don Fidel viene a amar a esta diócesis, a servirnos, a unirnos, a que caminemos juntos hacia el Señor y transmitir la esperanza. Da gusto y dan ganas de empezar esta nueva tarea, esta nueva etapa en Burgos como él nos dice”. José María, que ejerce como profesor, destaca que “nos toca a todos unirnos a nuestro pastor y  avanzar todos unidos con un fin común, que es Jesucristo, y no los fines personales de cada uno. A todos nos corresponde arrimar el hombro y trabajar”.

 

Por su parte, Belén señala que la ceremonia ha estado muy bien preparada y que “se ha podido ver la gran acogida que han tenido tanto don Francisco como don Fidel por parte del pueblo burgalés y los diferentes sectores que lo forman. El Señor bendecirá también este nuevo ministerio”.

 

Carlos, que viene de Madrid, cuenta cómo hace muchos años, don Fidel se presentó como aspirante al seminario de Madrid mientras “yo era uno de los cuatro monitores que tuvieron los seminaristas. He podido ver dónde ha llevado Dios al chavalito que estuvimos formando”.

 

Por su parte, Mar, que vive en Burgos desde hace muchos años pero proviene de Madrid, comenta que conocía a don Fidel desde hace muchos años. “Esta ceremonia me ha resultado muy cercana, y en él se ha visto como ha puesto todo el corazón”.

 

Son sólo algunos testimonios de fieles que se han acercado a conocer a su nuevo arzobispo, pero son cientos los que han estado presentes y han esperado una larga cola para dar su saludo y bienvenida a don Fidel, que a partir de hoy, toma las riendas de la diócesis para comenzar una nueva etapa.