Miranda se rinde ante su patrona, la Virgen de Altamira

Tras la ofrenda de flores en la tarde de ayer, el arzobispo, don Fidel Herráez, ha presidido hoy la solemne eucaristía en el día de la fiesta.
<
>

 

Miranda de Ebro se rinde, un año más, ante su patrona, la Virgen de Altamira. Tras varios días de festejos, la plaza Consistorial de la ciudad del Ebro acogió en la tarde de ayer la tradicional ofrenda a la Virgen. En ella, instituciones, asociaciones y ciudadanos honran a su madre del cielo con ramos de flores, poesías y bailes regionales. Después, con una solemne procesión por las calles se pidió a la Virgen su protección para todos los rincones de la ciudad.

 

El acto central ha sido la misa en el día de hoy, celebrada en la parroquia de Santa María, que contó con la presencia del arzobispo, don Fidel Herráez Vegas, quien estuvo acompañado por los sacerdotes de las parroquias del arciprestazgo, numerosos fieles que abarrotaban el tempo y autoridades civiles.

 

En su homilía, el pastor de la diócesis ha invitado a los presentes a seguir siendo, bajo el patrocinio de la Virgen de Altamira, mediadores los unos para los otros y, todos, de Dios para los hombres.

 

Jesús Ruiz Molina, hijo de Miranda y obispo auxiliar electo de Bangassou (República Centroafricana) también estuvo presente y animó a todos a rezar por su pueblo, perseguido y masacrado por una guerra fratricida, que dura ya cinco años.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión