La parroquia del Buen Pastor celebra sus fiestas en el año de su cincuentenario

Numerosos actos a lo largo de las últimas semanas han servido para dar realce a la fiesta patronal, enmarcada en las celebraciones del cincuentenario de la comunidad parroquial.
<
>

 

Con un realce muy especial, debido a la celebración de los 50 años de su existencia, la parroquia El Buen Pastor de Miranda de Ebro, ha celebrado sus fiestas patronales. Además de la tradicional Misa solemne y posterior comida de hermandad, amenizada en esta ocasión por el grupo flamenco rociero «Mir-Andalus», este año ha habido importantes novedades.

 

En primer lugar, los niños y adolescentes de catequesis han protagonizado una gymkana, en la que han tenido que superar diversas pruebas, relacionadas con la formación que reciben en la parroquia y con la vida de la Iglesia. Cada jornada concluía siempre con un chocolate con los padres, que todos agradecían mucho, y en el que los propios padres, catequistas, sacerdotes y niños podían saludarse unos a otros.

 

Además, se organizó también una carrera infantil, en tres categorías (1º y 2º de primaria, 3º y 4º de primaria y 5º y 6º de primaria). Los ganadores recibieron su correspondiente premio de manos de la alcaldesa de la ciudad, Aitana Hernando, y del concejal de servicios sociales, Pablo Gómez. Seguidamente, el grupo folclórico MIES amenizó el resto de la mañana con su música, en una animada actuación.

 

Junto a ello, y como otros años, se ha proyectado una película, se ha tenido un retiro parroquial de oración, se ha organizado un concurso de postres y juegos de mesa, se han recopilado imágenes para hacer una exposición histórica y se ha repartido ilusión y alegría por todo el barrio de La Charca, tan unido a la historia de la parroquia. Esto último fue lo que más destacó Carlos Díez, archivero del Ayuntamiento de Miranda de Ebro, en una charla que impartió en la parroquia, esa misma semana de fiestas.

 

Por otra parte, y para conmemorar tan solemne efemérides, la Cofradía de la Virgen de Altamira, ha tenido a bien acceder a la petición de realizada desde la parroquia de acoger la réplica de la imagen, patrona de la ciudad. Su presidente, Benito Pobes, asistió al acto organizado para el recibimiento de la imagen. La Virgen permanecerá en la parroquia durante todo el mes de mayo, escuchando las peticiones de quienes deseen acompañarla, en los distintos turnos de oración que se han organizado, que cubren buena parte de la mañana y de la tarde.

Comentarios

Se el primero en publicar un comentario.

Danos tu opinión