Jesús Varga ya es sacerdote: «Sé del todo y para todos»

El joven burgalés ha recibido hoy la ordenación sacerdotal en compañía de amigos, familiares y buen número de presbíteros. Don Fidel le ha animado a ser «mediador de su amor» en el mundo actual.
<
>

 

El de hoy ha sido «un día de especial alegría para nuestra Iglesia diocesana». Así al menos lo ha calificado el arzobispo, don Fidel Herráez. Y es que la jornada de hoy ha supuesto un paso decisivo en la vida de Jesús Varga Andrés, que ha recibido la ordenación sacerdotal convirtiéndose en «mediador del amor salvador de Dios para el mundo de hoy».

 

«Eres un bien escaso», ha indicado el arzobispo a este joven burgalés de 24 años de edad. «Aunque el Señor siga llamando, nosotros se lo ponemos muchas veces difícil», ha lamentado poniendo el foco de atención en la baja natalidad y en la falta de familias dispuestas a entregar algunos de sus hijos a la vida sacerdotal. Por eso, Varga «condensa la llamada de Dios», que hoy lo ha convertido en «mediador sacramental de su amor».

 

El pastor de la Iglesia burgalesa ha augurado al nuevo presbítero un fecundo ministerio sacerdotal: «Aún no conoces a las miles de personas que encontrarás a lo largo de tu ministerio, niños, jóvenes, adultos, enfermos, mayores, trabajadores, parados… Dios te envía a ellos para que les anuncies la Buena Noticia». Sin duda, una tarea difícil en el mundo actual, pero no por ello poco apasionante: «No tengas miedo, quien actúa es el Señor; él sabrá cómo te acompañará», le ha exhortado el arzobispo. «Tú sé del todo y para todos».

 

Arropado

 

La catedral ha sido el lugar escogido para celebrar la solemne eucaristía de ordenación. Jesús ha estado acompañado de numerosos sacerdotes, amigos y familiares, para quienes el arzobispo también ha tenido palabras de gratitud: «En vuestra familia se ven signos suficientes de cómo Dios camina con vosotros». En efecto, los Varga Andrés son una familia especial, en la que abundan los consagrados: la abuela de Jesús y una de sus tías son Clarisas en Castil de Lences; tiene un tío sacerdote y sus dos hermanos mayores también pasaron por el Seminario. «Sois una familia levítica», ha bromeado el arzobispo. «No es de extrañar que este clima te haya ayudado a conocer el camino del Señor».

 

Jesús Varga Andrés nació en Burgos en 1993. Fue monaguillo desde niño en su parroquia y entró al Seminario con 12 años, en septiembre de 2005. Los tres últimos años los ha pasado en Roma estudiando Sagrada Escritura en el Pontificio Instituto Bíblico. Ha colaborado en las parroquias de San Pedro y San Felices, San Julián, San Lesmes y San Gabriel de la Dolorosa en Riano, Italia, a las afueras de Roma, desempeñando varias tareas pastorales. También le gusta la música y ha ayudado en los coros de estas parroquias. En el Seminario fue, junto a sus compañeros, fundador del grupo de rock cristiano Pescadores de Hombres y llegaron a componer un musical vocacional con el título A corazón abierto. Mañana presidirá su primera eucaristía a las 18:00 horas en su parroquia de la Inmaculada Concepción.

 

Más: galería fotográfica de la celebración

Comentarios

Comentarios: 1

  1. Emeterio Martin Brogeras

    Yo también quiero sumarme a las felicitaciones al Padre Varga, enhorabuena
    Y ya lo creo que es un gran día para nuestra Diócesis
    Felicidades a todos los religiosos de Burgos


Respuestas a Emeterio Martin Brogeras

Clic para cancelar respuesta.